dimecres, 17 de setembre de 2008

El mundo es maravilloso


Piensa en otro Ayuntamiento y el cartelito te sirve igual. Las calles las pagamos nosotros y debemos pagar de nuevo para utilizarlas, supongo que somos gilipollas.


Precaución, esta máquina no tiene cerebro, utilice el suyo. Cada día hay más personas que son como máquinas.



La gente que tire objetos a los cocodrilos estará obligada a recogerlos. Invita a tus enemigos íntimos al zoo y borra un problema de tu agenda.




Conduzca con cuidado, en esta ciudad tenemos dos cementerios y ningún hospital. Lo bueno es que ningún médico la cagará contigo.







Nuevo concepto de firmas por triplicado. El arrendador y el arrendatario se convirtieron en presidente y vicepresidente de Lehman Brothers, el banco americano que se ha ido a tomar por saco, lo que rompió la avaricia.










No tirar colillas al suelo, queman las manos y las rodillas de los clientes. Este cartel hubiera evitado muchas visitas a urgencias, sobretodo los fines de semana por la noche que me tocaba pringar

El bar está cerrado porque no está abierto, de entrada parece lógico, pero tiene su dificultad entenderlo cuando se larga la luna y llega el sol.


Publica un comentari a l'entrada