dijous, 31 de desembre de 2009

Crítica de "Invictus" de Clint Eastwood

Os dejo la crítica del New York Times y el trailer de la película.
Estoy ansioso por verla.




Final Score: Future 1, Past 0

By A. O. SCOTT

Published: December 11, 2009

It may not seem obvious at first, but Clint Eastwood’s “Invictus,” a rousing true story of athletic triumph, is also that director’s latest exploration of revenge, the defining theme of his career. It is hard to think of an actor or a filmmaker who so cleanly embodies a single human impulse in the way that Mr. Eastwood — from “Pale Rider” to “Mystic River,” from Dirty Harry to “Gran Torino” — personifies the urge to get even.

He has also, of course, taken a critical view of the drive for vengeance, investigating its tragic roots and terrible consequences. A movie like “Unforgiven,” most famously, suggests that violent revenge is regrettable. But rarely, in the world of Mr. Eastwood’s films, is it avoidable.
“Invictus” is to some degree an exception, a movie about reconciliation and forgiveness — about the opposite of revenge — that gains moral authority precisely because the possibility of bloodshed casts its shadow everywhere. The film, based on John Carlin’s book “Playing the Enemy,” takes place in South Africa in the mid-1990s, just after Nelson Mandela’s election as the country’s first black president. Many of the whites in the film — most of them Afrikaner nationalists still attached to a system that kept their black compatriots poor, disenfranchised and oppressed — brace themselves for payback as Mandela assumes power. Quite a few of the president’s black supporters expect it, too, as their due after decades of brutality and humiliation under apartheid.

But Mandela, played with gravity, grace and a crucial spark of mischief by Morgan Freeman, knows that score-settling would be a disastrous course for a new and fragile democracy. Passing by a newsstand on the morning after his victory, he spots a headline in Afrikaans. He has shown that he can win an election, it says, but will he show that he can govern? His bodyguards bristle at a pre-emptive low blow from a hostile press, but Mandela shrugs. “It’s a fair question,” he says.

And a perennially urgent one in any democracy. Mr. Eastwood and the screenwriter, Anthony Peckham, are too absorbed in the details of the story at hand to suggest historical analogies, but “Invictus” has implications beyond its immediate time and place that are hard to miss. It’s an exciting sports movie, an inspiring tale of prejudice overcome and, above all, a fascinating study of political leadership.

But much of the ingenuity in Mr. Freeman’s performance lies in the way he conveys that idealism and the shrewd manipulation of symbols and emotions are not incompatible, but complementary. Taking power a few years after being released from 27 years of incarceration, Mandela is already a larger-than-life figure, an idol in South Africa and around the world. His celebrity is something of a burden, and also an asset he must learn to use; his moral prestige is a political weapon.

But he is preoccupied, to the dismay of loyalists in his movement, with finding some kind of concord — not friendship, necessarily, but at least a state of non-enmity — with the people who hate and fear him: the whites who see him as a terrorist, a usurper and a threat to their traditions and values. Mandela’s overtures to the Afrikaners — starting with his refusal to dismiss white members of the presidential staff and security detail — arise partly out of Gandhian principle, and partly out of political calculation. They are a powerful force in the army, the police and the South African economy.

Mandela’s aides — in particular Brenda Mazibuko (Adjoa Andoh) — are baffled when he takes up the cause of the South African rugby team, a symbol of stiff-necked Afrikaner pride despised by most blacks. The team’s Springbok mascot, named for a kind of gazelle, and its green-and-gold uniforms are nearly as loathsome as the apartheid flag, and when Mandela insists that the colors be retained, it seems almost like a betrayal of his life’s cause. South Africa, a pariah in the world of international sports for a long time (“the skunk of the world,” as Mandela puts it), is preparing to host the Rugby World Cup, and Mandela decides that if the nation is to find unity and self-respect the underachieving Springboks must win the championship.

And so an alliance develops between the president and François Pienaar, the Springbok captain, played with crisp, disciplined understatement (and utter mastery of a devilishly tricky accent) by Matt Damon. Pienaar’s struggle to keep control of his team, and also to persuade them to accept some perplexing new social realities, is a microcosm of Mandela’s larger project. And he quietly accepts Mandela, who shares with Pienaar the Victorian poem that gives the movie its title, as a mentor.

Beyond the politician, Mr. Freeman and Mr. Eastwood allow us glimpses of a complicated and somewhat melancholy man, carrying the loneliness of his long imprisonment with him and estranged from much of his family. He is gracious and charming in small groups, a stiff but compelling public speaker and a boss whose authority is buttressed by a phalanx of devoted, sometimes skeptical aides.

But if “Invictus” is predominantly an absorbing character study of one of the most extraordinary characters of our time, it is also fleshed out with well-sketched minor players and subplots that illuminate the progress of racial rapprochement in its comic human dimension. The black bodyguards and their white colleagues proceed from hostility to wary tolerance to guarded warmth in a way that is pointed without being overstated. And that, for the most part, characterizes Mr. Eastwood’s direction, which is always unassuming, unhurried and efficient. In this film he tells a big story through a series of small, well-observed moments, and tells it in his usual blunt, matter-of-fact way, letting the nuances take care of themselves.

And once again, as in “Letters From Iwo Jima” — a tragic rather than heroic inquiry into the nature of leadership — they do. “Invictus” is more sprawling than that film, and more willing to risk hokiness. That is a chance Mr. Eastwood is often happy to take, and no genre is more susceptible to it (or earns it more honestly) than the victorious-underdog team-sports movie. That the sport is as alien to most Americans as it is to black South Africans presents its challenges, but by the end you might care about rugby more than you thought you would, even if it remains harder to understand than politics.

The convergence of the two provides an occasion for some potent, intelligent filmmaking — a movie that hits you squarely with its visceral impact and stays in your mind for a long time after.
“Invictus” is rated PG-13 (Parents strongly cautioned). It has some swearing, the threat of violence and brutal sports action.

INVICTUS

Directed by Clint Eastwood; written by Anthony Peckham, based on the book “Playing the Enemy” by John Carlin; director of photography, Tom Stern; edited by Joel Cox and Gary D. Roach; music by Kyle Eastwood and Michael Stevens; production designer, James J. Murakami; produced by Mr. Eastwood, Lori McCreary, Robert Lorenz and Mace Neufeld; released by Warner Brothers Pictures. Running time: 2 hours 14 minutes. WITH: Morgan Freeman (Nelson Mandela), Matt Damon (François Pienaar) and Adjoa Andoh (Brenda Mazibuko).

dimecres, 23 de desembre de 2009

Anécdotas del Mundo del Rugby

En el blog del Editor de Scrum tenemos algunos vídeos y anécdotas del mundo del rugby, os pego alguna. Están en inglés, así que también practicamos la lengua de Joyce o Shakespeare.

Lost in translation
"I was busy trying to tell him [the referee] that I was waiting for the kicking tee but my pronunciation was marginally out because I was, in fact, telling him that I wanted a cup of tea."
Toulon’s England fly-half Jonny Wilkinson gets to grips with life in France.

The aftershave incident
England's Cornish prop Colin Smart will forever be remembers in rugby circles as theman who drank a bottle of aftershave at an after-match dinner. The incident took place in Paris, following an internationa, and was sparked off by the English players each being presented with a bottle of aftershave s a gift from their hosts. Some surreptitiously emptied their bottles and filled them up again with water. Smart, unaware of what theyhad done, was then challenged to down his bottle quick than others.
Sadly the practical joke almost had tragic consequences. Smart rapidly became ill and had to be rushed to hospital to have his sotmach pumped. Still. it has caused much mirth since and has certainly given Smart more than his 15 minutes of fame. After a fine win over Wales a month later, England scrum-hlf Steve Smith quipped, "The aftershave will sure taste good tonight!".

The player drain
In recent times players have been following the riches available in Europe, but it’s not often that they have revealed how a prospective move affected their family. Ex-Cardiff Blues fly-half Nick Robinson did just that before leaving for Gloucester.
"My mother is devastated at the news as all three sons will be leaving next season. I'll be moving to Gloucester, Jamie's moving to France and my younger brother is hoping to go away to University. But on a positive note it frees up her weekends."

Quote Unquote
Flattery will get you nowhere apparently, so why not stick the boot in. Here’s Martin Johnson explaining a helpful text he received from a friend after handing Courtney Lawes his England Test debut.
"Someone text me saying he's a bit like I used to be, but more athletic, funnier and better looking."

Quote Unquote
The ELVs had a lot of detractors – chief among them Leicester and England hooker George Chuter.
"I was disappointed that some of the [Experimental Law Variation] suggestions I emailed to the IRB appear not to have been considered worthy of even a trial in the Welsh fourth division. These include scrums instead of kick-offs, scrums instead of lineouts, scrums instead of backs moves and the outlawing of any hair product. I don't know where our game is heading but I'm sure it's going to be a place that doesn't welcome fat, slow old people with no hair. I'll get my coat."

Quote Unquote
"Sorry for missing that penalty kick - I don't know what went wrong - it was such an easy shot. I could kick myself.""I shouldn't bother - you'd probably miss!"
Conversation between Scotland's Gavin Hastings and his captain David Sole after his fullback had missed an easy penalty in the 1991 Rugby World Cup semi-final clash with England at Twickenham. The scores were locked a 6-6 at the time and England's Rob Andrew eventually dropped a goal to seal his side's final berth.

dilluns, 21 de desembre de 2009

Para todos

Para los de derechas, de izquierdas, de arriba, de abajo, del centro, de la playa, de mar, de montaña, enfermos, curados, sanos, incurables, tristes, alegres, perros, gatos, altos, bajos. Para todos. La historia se mueve, el mundo se mueve, las cosas cambian, a mejor o a peor, siempre depende del cristal. No tengamos miedo, afrontemos el futuro como otros supieron afrontar su presente.

El video es una gentileza encontrada en El Tornaviaje.


dilluns, 30 de novembre de 2009

Una Segunda Opinión (III)

Detectar la apendicitis con el iPhone


Muerte a la clínica, ya no más exploraciones, ahora todo electrònica, todo pruebas. ¿Dónde dejamos el sentido común? ¿Ya no es necesario explorar un abdomen? Manda la máquina, no la clínica, nos dirán en el futuro. HAL se pondrá las botas.
No sirve, lo importante son las analíticas, las placas, los TAC, los TEC las resos y los pesos. Qué grandes médicos que somos ahora, una máquina nos lo cuenta todo, ya no sirve ni la experiencia ni los estudios. Una máquina, un iphone ya lo hace todo. ¿No dependemos un poquito demasiado de la tecnología?

El juez Garzón persigue por blanqueo a la familia de Pinochet

¿De dónde saca tiempo este hombre?


Portada del "Diari de Tarragona" del 30 de novembre del 2009

Així volem que ens escoltin als de província? Dedicar la portada a un equip d’un altre ciutat, per molts seguidors que tingui aquí es un error. Nosaltres mai podrem ser, no ens deixaran. Es suposa que a Tarragona la gent te que ser del Nàstic, si nosaltres no ho som, qui ho serà?

dimarts, 24 de novembre de 2009

Catalunya Vice (Corrupció a Catalunya)

Avui el meu pacient ha decidit deixar de pagar les multes, siguin quines siguin, ja està fart de complir com ciutadà exemplar, quan veu com funcionen les coses al nostre país –o nació, o conjunt de cultures diverses, o identitat pròpia lingüística, o conjunt de persones amb un sentiment comú, o quatre pringats que es creuen el centre del món, jo que sé, es difícil viure en un lloc sense saber el que som, però potser ho sabem i no ho volem veure, qui sap-. Un senyor, que es veu que era molt conegut i molt considerat, la Creu de Sant Jordi havia guanyat, agafava una mica de cuarterons de la caixa del Palau de la Música, per les seves coses, ja es sap, un agafa un parell d’euros i diu que ja els tornarà demà, però s’oblida i amb els interessos els dos euros arriben a uns vint milions.

Llavors tenim als senyors de Santa Coloma, socialistes i convergents, que no poden governar junts però agafar uns bitllets si que ho poden fer. “Amb tu no hem fico al llit però les nostres factures que les paguin els altres –en aquest cas nosaltres”. Es veu que la corrupció no entén de colors. El que m’ha sorprès més d’aquesta noticia es la reacció de certs personatges –polítics, periodistes, president de club de futbol...-, que es queixen de que hagin posat les imatges dels “presumptes” lladres emmanillats, que no potser, que son uns dels nostres, que defensen Catalunya –a la seva manera-, que han estat molt de temps en el govern, que no es pot tractar així a aquesta gent. Es cert, sol han robat uns quaranta milions d’euros dels nostres impostos, una nimietat, si no toquem ni a sis monedes per cap. “Per sis maleïts euros la que s’ha muntat”, totalment injust. Com son dels nostres no els poden tractar així. Però no patiu, els polítics trauran una llei contra la corrupció política, ja dormo tranquil.

Per cert, a la pel·lícula “Un dels nostres”, en Robert de Niro te una forma molt particular i efectiva de solucionar els problemes del que ja no volen ser dels nostres. Sanguinària, sí, obra mestra, també.

dilluns, 23 de novembre de 2009

Una Segunda Opinión (II)

Zapatero reconoce por primera vez que España necesita una reforma laboral

Ha costado, eh, ha costado. Después de todos estos meses de deriva llega el momento que el capitán reconoce que nos hemos perdido. "¿No íbamos a Egipto desde Tarragona? Entonces porque nos encontramos rodeados de icebergs, pasamos por el Mar de Tasmania, vimos piratas Somalíes, ¿será porque nos hemos perdido?


Mas urge a fijar una estrategia catalana ante la sentencia del TC

Estrategia de los políticos catalanes: ganar las elecciones. Precio a pagar: cualquiera. Estrategia: quejarse de todo lo que nos falta sin hacer nada con lo que tenemos, que nosotros vivimos del presente no del futuro. Estrategia común catalana: todos dicen "a" cuando están juntos y "b" cuando hablan por separado, el motivo, ver el primer punto.


Las mujeres asumen el papel de herederas de la actividad mafiosa

Esto es paridad y lo demás son tonterías.


Henry va pensar a deixar la selecció després de la polèmica per la seva mà davant Irlanda. "Pot ser que sense el suport de la meva gent propera hauria pres una altra decisió, però ara ho he decidit, lluitaré fins al final. El que acaba de passar és molt greu. Pots perdonar, però no sempre pots oblidar", ha dit.

Estimat Henry, algunes persones, com jo, no traguem als tramposos, no els suportem, pensem que deurien estar fora del món de l’esport, son la petites lladelles que destrueixen el mon del futbol. Així que tu ets un trampós, no hi ha més i per mi, que vaig viure un temps a Irlanda i hem sento una miquetona irlandès, no vals res. Eres un bon jugador i ara sol ets “l’home que juga amb les mans a futbol.” Així que deixa de plorar, accepta el que ets i que et vagi bé la teva milionària vida.

dijous, 19 de novembre de 2009

Una Segunda Opinión (I)

Aquí inicio una sección que me gustaría que durara pero mi falta de voluntad -no soy ario ni discípulo de Nietsche- llevará a la muerte progresiva de estos escritos que inicio con tanta ilusión, como siempre que se empieza lo que un día termina.



La Federación irlandesa pide a la FIFA la repetición del partido

Por eso me gusta tanto el rugby y cada día "odio" algo más el "furbol". Henry, jugador del Barça, se lleva el balón con la mano para meter un gol, hace trampas, es un tramposo. Detestable personaje el que utiliza ilegalidades para llegar a su meta antes que tú. Sí, lo sé, es de tu equipo, pero no te gustaría que alguien te quitara tu lugar de trabajo tras haber contado a todo el mundo que eres un alcohólico cocainomano -siendo esto o falso, o verdadero-, no está bien, ¿o si?


Egipto llama 'a consultas' a su embajador en Argel tras su eliminación mundialista

Una nueva guerra del fútbol, la última creo que fue entre Honduras y El Salvador, eso se llama deportividad y saber perder. En este partido se repartió un poquito de justicia, los argelinos habían sido apedreados en su viaje a Egipto, cholas abiertas se vieron en televisión, pero el espectáculo debe continuar. Por eso me gustan más otros deportes.


El 25% de los madrileños afectados por la gripe A han pasado por la UCI

Esto es mentira, una burda manipulación de los números. Los casos que cuentan son los que han acudido al hospital, más graves a los que se les ha realizado la prueba de la gripe A, el resto de casos que vemos en los ambulatorios, que son muchísimos no son considerados en esta estadística.


El 'glamour' de las políticas

Para partirse, yo sólo les pido que nos quiten lo menos posible, nada más. Y si a esto le llaman glamour al kalimotxo lo pueden llamar Gran Reserva. Políticos, quedaros en vuestros despachos y en vuestros lujos, pero dejadnos tranquilos.

dimecres, 18 de novembre de 2009

Medicina preventiva, ¿razones para durar?

Os dejo el enlace a un artículo muy interesante del Centro Navarro de Salud –Osasunbidea-. Nos habla de la medicina preventiva que estamos usando hoy en día para prevenir enfermedades cardiovasculares y tratar la osteoporosis, critica la sobremedicación de los pacientes. ¿Estamos medicando demasiado a la población?

Demasiados intereses comerciales, mercantiles, políticos, humanos,... Todo converge en la salud de la población. Estos días lo estamos viendo con la Gripe A, creando una situación de pánico por una enfermedad LEVE en términos médicos, ya que la mortalidad es bajísima, es mucho más alta la de la gripe estacional –6000 personas al año, dos meses de epidemia, unos 100 muertos diarios, la gripe A no llega a las tres cifras-. Una revisión crítica sobre "verdades" que se creían inmutables y ahora no se ven tan ciertas.

Os dejo pegadas las conclusiones de este artículo del Centro Navarro de Salud.


Gran parte de la actividad clínica en la atención primaria de los últimos años tiene pretensión preventiva, en muchas ocasiones a través de la utilización de fármacos y tecnologías. A diferencia de las actividades curativas, las preventivas ofrecen poca posibilidad de feedback clínico y su eficacia ha de fiarse a los estudios bien realizados e interpretados. El clínico se ve inmerso en un mar de confusión cuando percibe que las recomendaciones que cree consistentes muestran su cara más vulnerable en cuanto se le presentan las evidencias desnudas.

La revisión realizada permite comprobar que una buena parte de las intervenciones farmacológicas preventivas recomendadas en la práctica clínica habitual carece de una justificación sólida desde el punto de vista de las evidencias. Esta circunstancia cobra mayor importancia cuando es sabido que cualquier intervención preventiva en personas sanas ha de cumplir tres condiciones básicas: que haya demostrado claramente su eficacia, que el tamaño del efecto la haga rentable clínica y socialmente, y haber mostrado un claro balance beneficio/riesgo.

Los últimos años han visto florecer un amplio debate, que ha alcanzado al público general, acerca
de la medicalización en las sociedades occidentales94,5. Se entiende por tal, tanto la utilización innecesaria, por ineficaz o perjudicial, de fármacos, como la ampliación del campo de la actuación
médica hacia terrenos que exceden a su competencia. Desde este punto de vista conviene señalar
que, aparte de lo que se viene conociendo como ‘enfermedades inventadas’, concepto que a veces
se solapa con la patologización de procesos vitales normales, existe un gran territorio susceptible a la medicalización en el corazón de la actividad clínica cotidiana y es precisamente el de la medicalización de las intervenciones farmacológicas preventivas cardiovasculares y antifractura.
La medicalización potencial de estas intervenciones, que afectan a grupos poblacionales amplios,
se ha sofisticado en los últimos años. Al clásico “criterios de intervención farmacológica” como
puerta de entrada de una potencial medicalización, se han añadido otros dos ámbitos, más sutiles
pero no menos eficaces: los “objetivos terapéuticos”, que obligan en muchas ocasiones a la
utilización de dosis altas y a la asociación de fármacos, y la “definición operativa” de lo que es enfermedad o factor de riesgo, que cobra especial relevancia en los instrumentos utilizados para definir o clasificar el “alto riesgo” .

El gran problema de fondo con el que se enfrenta el clínico actual a la hora de formar su juicio clínico es que le resulta difícil separar, en las evidencias y recomendaciones, lo que pertenece al necesario debate científico, de la madeja de intereses que rodean la medicina contemporánea,
inmersa en un contexto de mercado. Es por ello que, en este contexto, el clínico ha de desarrollar
una habilidad nueva, y es descontar el sesgo de mercado en las recomendaciones que se refieren
a los tres ámbitos más susceptibles para la introducción de prácticas de medicalización no justificadas: los objetivos terapéuticos, los criterios de intervención y la propia definición de enfermedad o factor de riesgo, utilizando una guía fundamental:la prudencia clínica.

dimecres, 4 de novembre de 2009

Por fin una buena noticia

Hoy me he levantado sin el salto mortal, pero con una buena noticia, los mercenarios que habitan nuestro fútbol pueden irse a la huelga. Olvidar sus jetas durante unos meses sería reconfortable y saludable. Están enfadados, quieren que paguen impuestos, que osadía, esos magos del balón deben pagar los mismos impuestos que un cirujano cardiaco, que desfachatez, comparar un médico con un saltimbanqui.

Pagad o largaros, me da lo mismo donde estéis, lo cierto es que preferiría que vivierais a miles de millas de distancia, no me gusta rodearme de tramposos avariciosos.

Lo triste de la historia es que el gobierno no tendrá el valor de aplicar la ley, no quieren cargarse este nuevo Circo Romano.

dimecres, 28 d’octubre de 2009

Corrupción

Hemos enterrado el tiempo de los grandes ideales, de la inocencia, de los juegos infantiles, de las batallas entre buenos y malos, ahora todos somos eso tan cursi de la ciudadanía, ese conjunto amorfo de consumidores y votantes. Unos pocos han decidido llevar las riendas del país, como una canción de Sabina que no recuerdo, el más tonto de la clase se dedicó a la política.

Nos hundimos, paso a paso, gota a gota, todo se va para que nada quede.

¿Cree que hay corrupción en Ayuntamiento de la ciudad en la que vive? Sé que sólo es una encuesta por internet, pero pregunta a tus amigos, a tus vecinos, quien esté libre de pecado que se coma sus piedras en el infierno.

dilluns, 19 d’octubre de 2009

Estupideces de un lunes sin resaca

-Félix Millet es como el caballo de Atila, por donde pasa no vuelve a crecer la hierba, la diferencia es que nuestro amigo catalán se llevaría la hierba, las flores, el polvo, el barro. Dejaría la nada.

-Nada=Un corrupto + premios sociales + contactos importantes + pregonar las ideas políticas del partido en el poder / número de años robando x cantidad sustraida.

-Una monja habla de la inefectividad de la gripe A y la quieren ex-comulgar. ¿Volvemos a Galileo y la tierra redonda?

-El Barça es el mejor equipo del mundo, perdí dos horas de mi vida viendo a esa banda. Mi abuela de noventa años desborda más que Pedrito y Messi.

-Busco al editor que no me encuentra.

-Al Gore es muy majo intentando salvar el mundo, pero, ¿qué hubieran dicho de Jesucristo si hubiera cobrado entrada para ver sus milagros?

-A mi Nàstic le meten un gol en el último minuto, como siempre, nunca cambia, el maldito eterno "día de la Marmota."

-Los gatos ladran mientras los perros maullan, igualdad, a cualquier precio, pero fotocopiados.

dimarts, 6 d’octubre de 2009

Envidia

Pego la noticia que he encontrado en Divertinajes. Los franceses serán como serán, pero inventaron el rugby Champagne y luchan por lo suyo. Aquí ya no peleamos ni por lo nuestro, miento, los futboleros combaten cada día por nada, que si los árbitros, que si ese se tiró, que buenos son los míos..., atrapados en el tiempo de la historia circular.

A finales de agosto, 406 librerías francesas obtuvieron, del Centre National du Livre y del Ministerio de Cultura, la condición de LIR: Librairies Indépendantes de Référence. Para hacerse merecedoras de ese sello de calidad, las elegidas tuvieron que demostrar que su oferta libresca era rica y variada, y que la suya era mucho más que una simple actividad comercial: una labor de animación cultural.

Ahora, el Ayuntamiento de París ha decidido exonerar del impuesto profesional a las 57 librerías parisinas LIR, porque –aseguran desde el consistorio–, las librerías independientes desempeñan un papel fundamental en la vida cultural parisina y son el eslabón débil de la cadena del libro.

Esta medida supondrá que las arcas municipales dejarán de recibir unos 200.000 € en 2010.

Y, quizá, salvará de la quiebra a algunas de esas librerías donde todos hemos rozado con la punta de los dedos l’écume des pages.

dimecres, 30 de setembre de 2009

Rugby del 71

Tengo un cariño especial por el año 71, cuando nací. Era febrero, llovía y mi madre estaba en Tarragona. Gales ganó el Cinco Naciones, así lo escribe Phil Blakeway y así lo podéis ver en estos maravillosos videos.



Los Barry John, Edwards, JPR Williams, Gerald Davies, Taylor, Merwyn Davies y demás, en partido de V Naciones de 1971, el año del primer Grand Slam de la década prodigiosa (luego vendrían los de 1976 y 1978 y tres Triples Coronas en 1977 y 1979, sin contar con que en 1972 por los acontecimientos en Irlanda, el Torneo se suspendió). Además, el juego de los escoceses no desmerece aunque tuvieran que rendir Murrayfield, con el resultado más ajustado y después de remontar merced a ese ensayo prodigioso de Gerald Davies, y la mejor conversión desde San Pablo, como dicen en las Islas, lograda por el inefable flanker John Taylor. Derrotaron allí a un muy buen equipo escocés, con otro tercera pateador, Brown, y jugadores tan cabales como Sandy Carmichael, el pilier o el otro Brown, el segunda línea Gordon "The broon frae Troon", con dicción a la escocesa. Destellos todos de una galaxia ya muy lejana. Ni comparación con la mecánica y estéril empresa rugbística de la primera década del siglo XXI. Asqueados deben estar al conocer los sucesos del otro lado del Severn: lo del Bath y los 'Quins.

Hablando de ingleses, en Twickeham doblaron las rodillas ante los del Principado de esa añada. Aquí queda constancia, como casi siempre con la voz de Bill McLaren. Ni los Duckham ni los Pullin pudieron con los magos del Oeste.



Pues sí, ante el panorama que se avecina, nos damos a la nostalgia. Así que sigamos con los Diablos Rojos de 1971. Hoy en su partido frente a Irlanda, en Cardiff. El partido en que ganaron la Triple Corona de 1971, último episodio de la lucha fratricida de ese año antes de cruzar el Canal de La Mancha. Los irlandeses no midieron sus fuerzas y se entregaron, como tantas veces antes de la era O'Driscoll, sin mesura, durante el primer tiempo, que fue suyo. No importó a los rojos, que conocen las exigencia de su divisa: Ich dien. Así que, como el motor que sale del rodaje, alcanzaron su mejor par al inaugurarse la segunda mitad. Sobrios, calmados, sabios, contuvieron los delanteros locales a los titánicos irlandeses, más fuertes, más pesados, más torpes. Aseguraron sus posesiones y desataron el rayo y el trueno del Olimpo de los Valles del Sur, presidido por Edwards y John. Una brillante generación de bravos irlandeses veía, otra vez, como la Fortuna se conjuraba contra ellos, postergados por una conjunción de temple, estrategia y genio diseñada por una común inteligencia, sutil y poliédrica. Sólo los Lions de 1968 o 1971 o 1974 resarcieron, no sé si suficientemente, a los Mike Gibson, Willie John McBride, Fergus Slattery o Ray McLoughlin.



1971 fue especial para País de Gales: ningún equipo, jamás, ha ganado el Torneo solamente con dieciséis jugadores, capitaneados por el centro Sidney John Dawes, que con el tiempo acumularía, también, honores en los Lions y como seleccionador y entrenador de su país.

Aquellos dieciséis fueron: J.P.R. Williams (London Welsh), T.G.R. Davies (Cambridge University & London Welsh), S.J. Dawes (London Welsh), A. Lewis (Ebbw Vale), J.C. Bevan (Cardiff), B. John (Cardiff), G.O.E. Edwards (Cardiff), D.B. Llewellyn (Llanelli), J. Young (Harrogate), D. Williams (Ebbw Vale), W.D. Thomas (Llanelli), M.G. Roberts (London Welsh), W.D. Morris (Neath), T.M. Davies (London Welsh), J. Taylor (London Welsh), I. Hall (Aberavon).

Sorprende que no estuvieran J.J. Williams o Phil Bennett en el mejor equipo galés que haya jugado un V Naciones. Bennett había debutado ya, como zaguero, pero esos eran los dominios de John Peter Rhys Williams (que empezaria a ser conocido como JPR cuando el otro Williams, John James, entrara en el equipo), así que tuvo que esperar a la retirada de Barry John para hacerse con el nº 10. Ninguno de ellos iba a desmerecer a sus predecesores.

dijous, 24 de setembre de 2009

La gripe A y nuestra ministra.

Os dejo la carta de la Dra. Mónica Lalanda a nuestra ministra de Sanidad, explicando cuatro cosillas sobre la salud y la gripe A.

Señora ministra, le propongo que sea usted la primera española que se vacune contra la gripe A. De hecho, con este despropósito llamado autonomías, si se vacuna usted y toda la cartera de gente que nos gobierna en España, el grupo control sería lo suficientemente grande como para sentirnos todos más seguros.

Verá usted, le agradezco que me haya colocado a la cabeza de los grupos de riesgo y que tenga usted tantísimo interés en que no me coja la gripe. Entiendo que usted me necesita para que el sistema de salud no se colapse; sin embargo, es una gran pena que al igual que usted se preocupa por mi salud y de repente me valore como un bien nacional, no se preocupe por mi situación laboral. La invito a que venga a ver mi contrato o el del resto de los médicos en este país. La gran mayoría trabajamos con contratos que en el resto de la Europa antigua serían una vergüenza.

Señora ministra, yo no me voy a vacunar. El virus no ha acabado de mutar y a partir de la última mutación deberían pasar seis u ocho meses para elaborar susodicha vacuna. Es decir, la vacuna que nos proponen no puede ser efectiva. En cuanto a su seguridad, ya tenemos la experiencia de vacunas para la gripe fabricadas con prisas; se usan adyuvantes peligrosos para poder poner menor cantidad de virus. Francamente, yo prefiero tener mocos tres días que sufrir un Guillain-Barré.

Señora ministra, a mí no me gusta ser un conejo de indias. El Centro de Prevención y Control de Enfermedades de la UE "espera a saber cuáles son los efectos de la vacuna en los adultos sanos para detectar posibles consecuencias adversas". Mire usted, casi que no. Prefiero que se la ponga usted y me lo cuenta.

Señora ministra, se les está marchando el asunto de las manos. Está ya más que claro que este virus, aunque muy contagioso, es muy poco agresivo y más del 95% de los casos cursa de manera leve. Se espera un máximo de 500 fallecimientos frente a los 1500 a 3000 que provoca la gripe tradicional.

Mientras tanto, usted está permitiendo un despilfarro de recursos inaceptable. Muchos hospitales en el país están siendo objeto de cambios arquitectónicos absurdos e innecesarios para prepararse para una hecatombe que ya sabemos no va a ocurrir. Se han gastado ustedes 333 millones de euros en esta pandemia de color y fantasía. La letalidad del virus es del 0.018%, francamente irrisoria.

Señora ministra, déjeme que le recuerde que la gripe A ha matado de momento a 23 personas y que tiene una tasa de incidencia de 40-50 casos por semana y 100.000 habitantes. Sin embargo, el tabaco produce en España 40.000 muertes al año y 6.000 por tabaquismo pasivo. Eso sí que es una pandemia, pero usted prefiere ignorarla. Es un tema menos atractivo y que le crearía multitud de enemigos. De los 447 muertos en las carreteras españolas en 2008, ni hablamos, que no es de su cartera.

Señora ministra, explíqueme por qué tiene usted el Tamiflú bajo custodia del ejército. La eficacia de los antivirales en esta gripe es dudosa y de cualquier manera lo único que hace es reducir en un ratito la duración de los síntomas y con efectos secundarios no despreciables. Cualquiera diría que guarda usted bajo siete llaves la cura contra el cáncer o la peste bubónica. Ponga el fármaco en las farmacias que es donde debe estar y déjese de fantasías más propias de Hollywood. Alternativamente, haga algo sobre la patente del osetalmivir y permita que lo fabriquen otras compañías farmacéuticas, así no hay agobios de restricciones.

Señora ministra, las previsiones de la Organización Mundial de la Salud ya se han patinado en ocasiones anteriores. Cuando la gripe aviar, predijeron 150 millones de muertos que al final quedaron en 262 fallecimientos.. Se han vuelto a equivocar, no importa. Lo importante es parar la locura en la que estamos montados y esa, señora Jiménez, es responsabilidad suya.

Señora ministra, aquí una es una cínica por naturaleza. Demasiada gente se lleva tajada en este asunto. No sólo los fabricantes de las vacunas y los antivirus sino los que hacen las mascarillas, los de la vitamina C , los del bífidus activo, los fabricantes de ventiladores artificiales y pulsioxímetros, los de los pañuelos desechables, los productos de desinfección de manos, hasta los presos con enfermedades incurables que quieren aprovechar para marcharse a casa. Sin embargo, no me negará tampoco que la pantalla de humo les ha venido al pelo a su gobierno ahora que la crisis sigue su marcha, el desempleo tiene niveles históricos, nos suben los impuestos, sube el IRPF y baja el PIB. Una casualidad, supongo.

Señora ministra, una cosilla más. Si tengo que ver muchas más fotos suyas a media página con mirada astuta, trajes sexis y poses de modelo... ¡me va a dar algo!


Mónica Lalanda ha pasado los últimos 16 años en Inglaterra, la mayoría como médico de urgencias en Leeds (West Yorkshire). En la actualidad trabaja en la unidad de urgencias del Hospital General de Segovia, participa en varias publicaciones inglesas y también ilustra libros y revistas con viñetas médicas.

dilluns, 21 de setembre de 2009

¿Qué es ser padre?

Uno antes de ser padre se pregunta qué se sentirá al tener una niña o un niño a tu cargo, cómo será, lo que cambiará. Es complicado explicar lo que siente uno al ser "papá", como se modifican las preferencias de tu vida. Todo es diferente, para mejor, siempre para mejor.

Pero para explicar lo que es ser padre, nada mejor que estas imágenes.

dilluns, 14 de setembre de 2009

Un pediatra al Shisha Pangma o Gösainthan en tibetà






Un company de feina ha marxat cap al Tibet, per pujar el Shisha Pangma o Gösainthan en tibetà. Os deixo l'enllaç del seu blog per seguir aquesta aventura.

dimarts, 11 d’agost de 2009

dilluns, 10 d’agost de 2009

Grip nova, grip A, grip del porc, en definitiva; Grip.

El meu pacient va venir l’altre dia, va entrar tot esverat preguntant per la grip que vindrà o que ja està, i això es el que li vaig explicar.

Que això es una grip, que no es més, febre, dolors per tot el cos, sense ganes de fer res, sol d’estar al llit o al sofà, que la clínica dura de tres a cinc dies i res més. Que la gent amb malalties de base –com poden ser els bronquitics crònics, els que pateixen insuficiència renal o hepàtica (no carbura molt el ronyó o el fetge), els HIV, els que pateixen malalties cròniques i fotudes-, son els que tenen risc de morir o de passar-ho malament.

Per què es dona tanta publicitat a la malaltia? Perquè la primera notícia que va aparèixer, dos-cents morts a Mèxic va alarmar a tothom, encara que després es va veure que no eren tants, per no dir que no eren més de dos o tres, sempre amb patologies anteriors. Aquest virus té d’especial que es una nova família del virus de la grip, però de moment no s’ha vist que sigui més letal que la resta de virus de la grip, no es sap si mutarà i serà més nociu, però la resta de virus de la grip coneguts des de fa anys no s’han tornat molt més agressius, així que en teoria no hi ha que patir per això.

Tema vacuna. No està feta, la que volen treure es vol saltar o s’ha saltat dues de les quatre fases que es necessita per aprovar un medicament. Normalment per treure un fàrmac es pot tardar de cinc a deu anys, per aquesta vacuna es vol fer amb mesos. La pregunta, cal tan temps per treure un fàrmac? O, surt aquest massa aviat? La OMS –Organització Mundial de la Salut-, no te gaire clar el tema vacuna, així que no crec que aquest any hi hagi la vacuna de la grip A, de la resta de grips ja està feta.

“Ve una gran pandèmia de grip”, això es el que sentim aquest any, però també es va sentir l’any passat, i fa dos, i tres, i quatre..., i al final res de res. També cada any te que haver-hi més al·lèrgies, més bronquitis... I uns anys si i altres no.

Per finalitzar, la mortalitat. El número de morts per la grip de tota la vida –de la que tenim vacuna-, es d’uns cent pacients al dia durant els mesos d’hivern, la d’aquesta grip es la de sis en dos mesos, tres al mes, fins ara, com es pot veure una mitja molt menor i sempre amb pacients que ja tenien malalties importants anteriors. Diuen que si s’ajunten els dos virus pot anar a pitjor, a Argentina –on es hivern-, el pic ha durat un mes, sense augment de la mortalitat habitual.

divendres, 7 d’agost de 2009

La química que viene

He estado leyendo un artículo publicado en The New Yorker, nos habla de la química del futuro, de los medicamentos que utilizan muchos estudiantes y trabajadores norteamericanos para mejorar su rendimiento, permaneces más horas despierto y aumenta tu capacidad de retención. Cuando estás en la Universidad debes ser el que mejores notas sacas, el que más sale por la noche, el que más liga... y para eso necesitas TIEMPO, y ¿cómo vencer al tiempo? Parece que los fármacos son la respuesta, utilizar anfetaminas y derivados de estos. Para conseguirlo acudir al médico simulando ser una persona hiperactiva, comprarlos por internet o a cualquiera que tenga de “sobras”. Los problemas vienen después, cuando aparecen los efectos secundarios, cuando necesitas elevada cantidad de dopamina para mantener tu actividad y esta sólo viene de la química, cada día más. Por eso en inglés fármaco es drug.

Os dejo el principio del artículo y después si lo queréis todo sólo hace falta pinchar en este enlace.

BRAIN GAIN
The underground world of “neuroenhancing” drugs.
by Margaret Talbot

A young man I’ll call Alex recently graduated from Harvard. As a history major, Alex wrote about a dozen papers a semester. He also ran a student organization, for which he often worked more than forty hours a week; when he wasn’t on the job, he had classes. Weeknights were devoted to all the schoolwork that he couldn’t finish during the day, and weekend nights were spent drinking with friends and going to dance parties. “Trite as it sounds,” he told me, it seemed important to “maybe appreciate my own youth.” Since, in essence, this life was impossible, Alex began taking Adderall to make it possible.
Adderall, a stimulant composed of mixed amphetamine salts, is commonly prescribed for children and adults who have been given a diagnosis of attention-deficit hyperactivity disorder. But in recent years Adderall and Ritalin, another stimulant, have been adopted as cognitive enhancers: drugs that high-functioning, overcommitted people take to become higher-functioning and more overcommitted. (Such use is “off label,” meaning that it does not have the approval of either the drug’s manufacturer or the Food and Drug Administration.) College campuses have become laboratories for experimentation with neuroenhancement, and Alex was an ingenious experimenter. His brother had received a diagnosis of A.D.H.D., and in his freshman year Alex obtained an Adderall prescription for himself by describing to a doctor symptoms that he knew were typical of the disorder. During his college years, Alex took fifteen milligrams of Adderall most evenings, usually after dinner, guaranteeing that he would maintain intense focus while losing “any ability to sleep for approximately eight to ten hours.” In his sophomore year, he persuaded the doctor to add a thirty-milligram “extended release” capsule to his daily regimen.
Alex recalled one week during his junior year when he had four term papers due. Minutes after waking on Monday morning, around seven-thirty, he swallowed some “immediate release” Adderall. The drug, along with a steady stream of caffeine, helped him to concentrate during classes and meetings, but he noticed some odd effects; at a morning tutorial, he explained to me in an e-mail, “I alternated between speaking too quickly and thoroughly on some subjects and feeling awkwardly quiet during other points of the discussion.” Lunch was a blur: “It’s always hard to eat much when on Adderall.” That afternoon, he went to the library, where he spent “too much time researching a paper rather than actually writing it—a problem, I can assure you, that is common to all intellectually curious students on stimulants.” At eight, he attended a two-hour meeting “with a group focussed on student mental-health issues.” Alex then “took an extended-release Adderall” and worked productively on the paper all night. At eight the next morning, he attended a meeting of his organization; he felt like “a zombie,” but “was there to insure that the semester’s work didn’t go to waste.” After that, Alex explained, “I went back to my room to take advantage of my tired body.” He fell asleep until noon, waking “in time to polish my first paper and hand it in.”
I met Alex one evening last summer, at an appealingly scruffy bar in the New England city where he lives. Skinny and bearded, and wearing faded hipster jeans, he looked like the lead singer in an indie band. He was ingratiating and articulate, and smoked cigarettes with an ironic air of defiance. Alex was happy enough to talk about his frequent use of Adderall at Harvard, but he didn’t want to see his name in print; he’s involved with an Internet start-up, and worried that potential investors might disapprove of his habit...

Continua AQUÍ

dimarts, 4 d’agost de 2009

Nueva derrota de los All Blacks ante Sudáfrica

Os dejo la crónica de este partido que he publicado en GLOBEDIA.

Si sólo queréis imágenes aquí os dejo el resumen del partido

dimecres, 29 de juliol de 2009

Sudáfrica derrota a los All Blacks

Os dejo la crónica del partido que he publicado en GLOBEDIA

Aquí va el video del partido, lo he encontrado, como casi todos los videos en Con H de Blog.


dimarts, 28 de juliol de 2009

Gripe A, la opinión de un médico

Cuando se habla de economía prefiero las opiniones de un economista, como cuando leo historia prefiero los artículos escritos por historiadores, o filosofía narrada por filósofos, así que para hablar de la gripe A, que mejor que un médico. Esta entrevista la han publicado hoy en El Periódico de Catalunya, el entrevistado es Albert Salazar del Hospital de Bellvitge.

–¿Teme a la gripe A?
–No. No le tengo miedo. Mi experiencia me dice que cuando te alarmas anticipadamente por algo, después la realidad pone las cosas en su sitio y apenas quedan en nada. Yo creo que la gripe de este invierno será como todas. Cada año tenemos epidemias de gripe impresionantes.

–¿No le plantea incógnitas?
–Hay incógnitas, pero lo que estamos viendo es que los enfermos graves por esta gripe tenían otras patologías importantes, y que el índice de letalidad del nuevo virus es inferior al de los anteriores. La gripe estacional causa una mortalidad espectacular, pero no nos acordamos.

–¿Prepara de alguna forma al hospital ante la nueva gripe?
–Cada año lo preparamos. Todo está previsto. Como siempre, la epidemia de gripe invernal saturará al hospital, los servicios de urgencias trabajarán en condiciones extremas..., pero eso nos ha pasado todos los inviernos, y algunos –1999 y el 2001– de forma gravísima. Si hay sorpresas, las afrontaremos.

–¿Cómo?
–Tenemos suficientes camas para enfermos en situación crítica. Podemos afrontar una epidemia grave. Si ocurre, claro está, dejaremos de hacer intervenciones quirúrgicas programadas, y aumentarán las listas de espera de cirugía. Esto es así.

–Cambiarán a unos por otros.
–Eso es. La previsión consiste en poder activar cambios rápidamente. En saber cómo actuar en función de lo que vaya ocurriendo. El hospital tiene las camas que tiene, y siempre está ocupado en un 95% de su disponibilidad. A veces, en el 100%. Lo que no puedo hacer ahora es tener salas vacías a la espera de la gripe.

–¿Piensa que se está exagerando?
–No. Entiendo que un virus nuevo es una noticia. Lo que ocurre es que esto para mí es algo normal, cotidiano. Cuando vives un fenómeno de cerca siempre te parece que quien lo explica le da demasiada importancia.

–Demasiada importancia.
–Mi vecino es abogado y cada vez que lee esto de la gripe A me pregunta. Yo le digo que no pasa nada. Es más, creo que están pasando cosas mucho más graves: ¿cuántos casos de tuberculosis hay en Barcelona? ¿Cuantas infecciones de sida, gravísimas, están ocurriendo hoy mismo en esta ciudad? Es lógico que la Administración se ocupe de la gripe, porque si no sería una inconsciencia, pero todo en su justo término.

–¿Qué es más grave en su hospital?
–La situación de las listas de espera, en especial las de los enfermos de cáncer. Y ver cómo invierto los pocos dineros que tengo este año. La gripe A no me puede hacer perder el norte de mi obligación diaria. Si en diciembre hay una epidemia importante por este u otro virus, la afrontaremos. Hemos pasado muchas.

–¿Es muy complicado dirigir médicamente un hospital?
–Como cualquier organización de personas. Aquí trabajamos 800 médicos, 2.000 enfermeras y un millar de camilleros y administrativos. Es la mayor empresa de L’Hospitalet de Llobregat. Hoy, como todos los días, operaremos a 100 personas, y atenderán a otras 350 en urgencias.

–¿Cómo sabe la cifra de urgencias?
–La demanda urgente es previsible, mucho más de lo que se podría pensar. Yo fui coordinador de urgencias durante cinco años en este hospital, y sé cuántos enfermos vendrán el lunes, a cuántos deberemos ingresar el martes... El peor día es el lunes.

–¿Usted conoce todo lo que está ocurriendo en el hospital?
–Sé bastante. Mi actividad diaria consiste en dar respuesta a lo que el hospital necesitará en las 24 horas inmediatas: cuántas camas para enfermos críticos, cuántas para urgencias... He de asegurarme de que esos 100 enfermos programados para operarse tendrán cirujano, quirófano y cama. Y he de procurar que por la tarde queden camas libres para nuevos enfermos urgentes graves.

–¿También sabe cuántos serán?
–Unos 30. Si a las tres de la tarde no tengo esas 30 camas libres, sé que cuando mañana llegue al hospital habrá enfermos en camillas, en urgencias, pendientes de ingresar. Mi trabajo consiste en evitar eso.

–Usted monta cada día un puzle que horas después se desmonta.
–Algo así. Pero si tienes un modelo y todo está planificado, los imprevistos son mínimos. Yo no puedo prever un accidente, pero no dejaré a la improvisación algo que sé que ocurrirá: yo sé que hoy vendrán entre 340 y 360 personas a urgencias.

–¿Trabaja bajo mucha presión?
–Debería decir que sí, pero la verdad es que no tengo esa sensación. Estoy entrenado para actuar bajo presión. El trabajo más fuerte que he hecho en mi vida fueron los cinco años que dirigí el área de urgencias. Si has pasado por un destino que es lo peor del hospital, estás preparado para afrontar cualquier conflicto. Aunque recibo el peso de todo el hospital, no me siento presionado.

dilluns, 27 de juliol de 2009

"Enemigos Públicos", vuelven los gángsters.

Parece que tenemos una nueva joya, un nuevo pedacito de cine que alegrará unas horas de nuestra vida. La época de las metralletas Thompson, los tipos duros que fumaban enormes habanos porque sabían que pocos llegarían a mañana, los sombreros elegantes, los zapatos limpios, los trajes impecables, los muertos en callejones, los detectives alcohólicos, las bailarinas hermosas... Os dejo la crónica que Carlos Boyero escribiò para El País, muy buena, pero en el último párrafo me falta "Muerte entre las flores" de los hermanos Coen

Tuvimos noticias cinematográficas del escurridizo y legendario atracador de bancos John Dillinger en la excelente ópera prima como director del hasta entonces guionista John Milius, un narrador con nervio y personalidad, aliento épico y lirismo, alguien capaz de reinventar la historia del último pirata berberisco en El viento y el león, una de las mejores películas de aventuras de todos los tiempos y al que lamentablemente se le atrofió el cerebro con Amanecer rojo, crónica tan delirante como grotesca de la invasión de Estados Unidos por el ejército ruso. Desde entonces, Milius no ha vuelto a levantar cabeza, aunque supone un motivo de esperanza y de alegría ver su casi olvidado nombre entre los creadores de la serie Roma.

Dillinger tenía el rostro de Warren Oates, esa impagable y casi fija presencia en el cine de Sam Peckinpah, un actor que siempre transmite peligro y un punto de locura a sus pintorescos perdedores. Y te asustas ante la posibilidad de que Hollywood, con su fatigosa manía de hacer inútiles o irritantes remakes de películas míticas que no necesitan nuevas adaptaciones, haya perpetrado otra memez habitual resucitando a ese gánster de primera clase en Enemigos públicos. Sólo te tranquiliza y te ofrece garantías de que esta película no va a ser un plagio amorfo, que este Dillinger puede tener autonomía, alma y sello propio, cuando compruebas que viene firmada por Michael Mann y la protagoniza Johnny Depp, un actor tan poco acomodaticio como exigente en la elección de los proyectos que le ofrecen. Y Enemigos públicos no te decepciona. Es una de las mejores cosas que le han ocurrido este año al cine norteamericano, una sucesión de imágenes magnéticas y rodadas digitalmente, diálogos sin desperdicio, una ambientación y una atmósfera que otorgan credibilidad absoluta a la época y los conflictos que te están describiendo, un sentido de la violencia en el que las balas y la sangre adquieren insoportable sensación de realidad, se agradece la ausencia de psicologismo y de moralina, interpretaciones tan sobrias como memorables de protagonistas y secundarios, la capacidad narrativa que acredita a los maestros.

Los personajes de Enemigos públicos existieron, aunque la leyenda que crearon sus sangrientas hazañas se preste a la inexactitud, la exageración, la loa y la mitificación. Que sepamos anticipadamente como va a terminar la acelerada existencia de ese gánster con principios, que el expeditivo ladrón que encarnaba las pesadillas del todopoderoso Edgar Hoover será traicionado y el FBI le freirá a tiros a la salida de un cine, no nos priva del suspense en cada uno de sus tortuosos pasos. También resulta conmovedor su convencimiento de que sólo tiene presente y su historia de amor a perpetuidad con una mujer que intenta imaginarse un futuro imposible. Y cómo no, también impresiona el enorme respeto personal y profesional que se profesan mutuamente el cazador y la presa, el comprensiblemente obsesionado policía Melvin Purvis y el templado rey de las fugas John Dillinger. Esto último no es nuevo en el cine de Michael Mann. Lo había tratado antes con potencia, sentimiento y profundidad en esa obra maestra titulada Heat, en la letal partida de ajedrez entre dos personas entregadas rocosamente a su trabajo, a lo único que saben hacer inmejorablemente, que otorga sentido a sus desquiciadas vidas. Dos personas alarmantemente parecidas. Con la diferencia de que uno es el representante de la ley y la profesión del otro consiste en transgredirla.

El cine de gánsteres nunca ha padecido crisis. Lógicamente aparecen sucedáneos, imposturas y tonterías en género tan ancestralmente glorioso, pero abundan en él las grandes películas. No puede ser casual que los mejores directores del cine norteamericano (y algunos inolvidables estilistas del cine francés como Jean-Pierre Melville y Jacques Becker) lo hayan frecuentado pasajera o duraderamente, que pusieran su talento al servicio de género tan intemporal y seductor. Y su reclamo será eterno para el espectador de cualquier época.

Hago agradecida memoria y descubro que excepto Ford, Lubitsch, Preston Sturges y pocos más, el gremio de los clásicos ha sentido la necesidad en algún momento de hablar de los que huyen de la policía, de pistolas y metralletas como instrumento de trabajo, del riesgo y la tensión que implica vivir, malvivir o sobrevivir al otro lado de la ley. Lo contaron en blanco y negro y en color, por encargo o por vocación, pero siempre con personalidad, transmitiéndonos acción, miedo, piedad, adrenalina e identificación emocional a espectadores que lo más delictivo que hemos perpetrado en la vida es mangar alguna nadería en los grandes almacenes.

El catálogo impresiona. Lo inauguró a lo grande Howard Hawks con Scarface. Huston fue trágico en La jungla de asfalto e irónico en El honor de los Prizzi. Jacques Tourneur aportó fatalismo y sentimiento en Retorno al pasado. Kubrick demostró en Atraco perfecto que éste no existe, que los mecanismos humanos siempre acaban jodiendo la planificación ejemplar. Raoul Walsh retrató a un inquietante psicópata que lograba su meta de alcanzar la cima del mundo antes de morir en Al rojo vivo y mostró compasión hacia el gánster envejecido y acorralado de El último refugio. Te daba mucha pena que acribillaran a los Bonnie y Clyde que imaginó Arthur Penn. También lamentabas que fuera imposible la redención para Carlitos Way en la formidable Atrapado por su pasado, para ese gánster convencido de que "no cambiamos con el tiempo, sólo perdemos fuerza". La firmaba el mejor Brian de Palma, que también retrató el coraje y la tenacidad del incorruptible madero Elliot Ness en Los Intocables y los mortíferos delirios del desclasado y salvaje gánster cubano que devoraba montañas de cocaína y estaba atormentado por irresolubles problemas edípicos en El precio del poder. Shakespeare hubiera reconocido su universo en la terrible y grandiosa saga de El Padrino, aunque Coppola siga empeñado en que lo más personal y creativo que ha realizado sea la impresentable Tetro. El mejor Scorsese despojó a los gánsteres de poética, les mostró tal como son, en lo bueno, lo malo y lo peor, en las geniales Uno de los nuestros y Casino. Enemigos públicos pertenece por derecho a esta ilustre familia.

divendres, 24 de juliol de 2009

Arenga e Himno Argentino

La Arenga de Pichot -capitán de la selección argentina de rugby-, antes del partido por el tercer y cuarto puesto entre los albicelestes horizontales y los franceses en el Mundial que organizaron los hijos de la Marsellesa. Impresionante el final, donde uno de los jugadores vestidos de calle sale secándose las lágrimas.
Después el himno argentino, no cantan muy bien, pero esos rostros valen por mil tenores. Sean eternos los laurelesque supimos conseguir,que supimos conseguir.Coronados de gloria vivamos...¡o juremos con gloria morir!,¡o juremos con gloria morir!,






dimarts, 21 de juliol de 2009

Un fotógrafo cojonudo












Os dejo unas fotografías de mi amigo Enrique García Lobo, Kike. Podéis comprar estas y muchas más en Artelista, aquí está el enlace.

dilluns, 13 de juliol de 2009

"Ágora", la nueva película de Amenábar

Parece que "Ágora" no pinta tan bien como el resto de películas de Amenábar -siempre según la crítica-, os dejo lo que nos contó Carlos Boyero desde Cannes. Se estrena en septiembre y no creo que me la pierda, tengo ganas de ver lo nuevo de un personaje que ha parido "Tesis" o "Abre los Ojos".

Supongo que hay gente que hace cine por algo tan legítimo como ganarse la vida. Otros, por la convicción absoluta de que su incuestionable arte va a redimir al mundo. También están aquellos a los que no te los imaginas haciendo otra cosa, gente en cuya personalidad todo desprende inconfundible olor a celuloide, a narrar historias en imágenes. Alejandro Amenábar pertenece a esa raza.

Supongo que hay gente que hace cine por algo tan legítimo como ganarse la vida. Otros, por la convicción absoluta de que su incuestionable arte va a redimir al mundo. También están aquellos a los que no te los imaginas haciendo otra cosa, gente en cuya personalidad todo desprende inconfundible olor a celuloide, a narrar historias en imágenes. Alejandro Amenábar pertenece a esa raza. Tenía 24 años cuando realiza su primera película Tesis, edad que va asociada al aprendizaje. Pero aquella desasosegante inmersión en el suspense y en el terror parecía realizada por un director tan adulto como sabio, un brillante manipulador de emociones, alguien que hacía pasar tanto miedo al espectador como a esa estudiante de cine perseguida por un sádico especializado en hard-core.

Desde entonces cada proyecto del niño prodigio resulta imprevisible, tiene muy claro lo que quiere hacer y se toma su tiempo, se mete en películas tan arriesgadas como heterodoxas que resuelve con perfección, que alcanzan inevitablemente éxito comercial y le han otorgado un justificado prestigio. Se maneja con idéntica soltura hablando de un tipo al que el destino transforma en un monstruo físico y psíquico que dirigiendo a la megaestrella Nicole Kidman en un cuento gótico habitado por muertos que ignoran su condición, o llenando paradójicamente de emoción y de vida el dolor de un hemipléjico confinado en una habitación y que decide despedirse de una existencia tan atroz como impotente. El talento, la sensibilidad y la buena estrella han bendecido la variada obra de alguien que acierta siempre en temáticas aparentemente áridas, que sabe conectar con todo tipo de público, que hace el cine que le da la gana y que se ha ganado a pulso el derecho a equivocarse alguna vez.

Reconociendo la inquebrantable fe en sí mismo de este virtuoso en apuestas fuertes, se había creado lógica expectación y morbosa curiosidad alrededor de Ágora, una película de 50 millones de euros de presupuesto que se desarrollaba durante el siglo IV en la mítica Alejandría del Imperio Romano. Conociendo las aficiones de Amenábar era impensable que fuera a hacer un péplum o un tópico relato de aventuras. Tampoco sería Troya ni La pasión de Cristo, por citar dos ejemplos del cine moderno que revivían historias de la antigüedad y que por distintos motivos arrasaron en taquilla. Tampoco tendría demasiado parentesco con las aparatosas y convenientes interpretaciones del Imperio Romano que hizo Hollywood en los años cincuenta y sesenta. Sería una película de autor más que de productor, una reflexión muy personal sobre tragedias del pasado que también se pueden aplicar al presente.

Ese proyecto tan costoso y extenuante acaba de estrenarse en el Festival de Cannes. Lo primero que percibes en Ágora es que la documentación de ese guión ha sido muy trabajada, que se ha buceado intensamente en la historia sin tratar de adulterarla para llegar a la desolada conclusión que exponía Santos Discépolo en una incontestable y maravillosa canción de "que el mundo fue y será una porquería ya lo sé, en el 506 y en el 2000 también, que siempre ha habido chorros, maquiavelos y estafaos". Amenábar y su coguionista Mateo Gil hablan de la agresión salvaje que han ejercido las religiones, de su implacable metodología con los que consideraban herejes o disidentes, del casi siempre desigual combate entre la luz y la oscuridad. La primera está representada aquí por los guardianes de la Biblioteca de Alejandría, compendio de la sabiduría acumulada hasta entonces por la humanidad y que va a ser saqueada por una barbarie en imparable expansión llamada cristianismo, por una gente que fue acorralada en su nacimiento por los paganos y que en su ambición por el poder triturarán las mejores esencias de sus antiguos perseguidores. El resto de las religiones también salen malparadas, incluido el judaísmo y su adicción a practicar la ley del talión. Todos los que adoran ciegamente a dioses intangibles y a las reglas inamovibles sienten alergia hacia la tolerancia y están dispuestos a lapidar a los agnósticos, a los heterodoxos, a los que plantean dudas contra lo establecido.

La rebeldía está encarnada por Hipatia, una filósofa, astrónoma y matemática que investiga en el tiempo y en el espacio, que llega a la blasfema conclusión de que la Tierra puede girar alrededor del Sol, cuyos modelos no son Zeus, Cristo o Yahvé sino Parménides, Aristóteles y Tolomeo, gente que reflexionó sobre la ciencia y la naturaleza humana desafiando a las verdades impuestas, al cerril estado de las cosas.

Amenábar revive el universo perdido de Alejandría con poderoso sentido visual, diálogos excelentes, personajes diseñados con complejidad, tensiones latentes. Filma batallas y escenas de masas dando sensación de realidad, sin recurrir a los efectos de los ordenadores. Su implicación con la figura de la protagonista es estética y ética.

El tema y el primoroso lenguaje con el que se expresa me ponen incondicionalmente a favor de esta película, la veo y la escucho con respeto, estoy deseando que me atrape la emoción, pero ésta no llega. No consigo meterme dentro de una historia con tantas cosas admirables, condición indispensable que le exijo al gran cine. Esa mujer preciosa y actriz notable llamada Rachel Weisz está bien, pero no memorable. Me creo a los actores viejos, como el siempre impecable Michael Lodsale, pero no conecto ni mínimamente con los jóvenes, encabezados por Oscar Isaac y Max Minghella. La música de Dario Marinelli es lírica pero también abusiva, innecesariamente presente en casi todas las secuencias, subrayona. Ágora es una película notable a la que le sobran y le faltan cosas. Ojalá que tenga tirón para el gran público, que el éxito le permita a este singular director seguir abordando aventuras alejadas de lo convencional, que el mercado no le pase factura si no acaban de salirle las cuentas.

dimarts, 7 de juliol de 2009

Sudáfrica vs Lions, Tercer Test

Tercer y último test de los Lions frente a Sudáfrica, la primera serie que yo sigo completa, apasionante, brutal, emocionante. Tres grandes partidos, rugby de altísima calidad.

-Os dejo la crónica publicada en Scrum

-Las estadísticas del partido.

-Aquí abajo el resumen del partido, a disfrutarlo.




dimarts, 30 de juny de 2009

Segundo Test, Sudáfrica vs Lions

De nuevo un gran partido, disfruté como un enano la primera parte. Un comentarista de Sky News le preguntó a su compañero que nota le ponía al partido, del cero al diez, durante la primera parte le dio un nueve y medio. Si nunca has visto un partido de rugby, ves este y no te gusta, creo que no te agradará jamás.

Os dejo la crónica publicada en Scrum.
Las estadísticas del partido y el partido minuto a minuto.
Y el video del partido.


dissabte, 27 de juny de 2009

"Malditos Bastardos" de Quentin Tarantino

Os dejo la crítica de "Malditos Bastardos", firmada por Carlos Boyero. No pinta mal, así que yo no me la perderé.

Quentin Tarantino ha logrado dirigiendo cine rodearse del aura que caracteriza a las vacas sagradas del rock y a los que sobrepasan su condición de actores y actrices para transformarse en estrellas, gente que sólo con la mención de su nombre vende cualquier producto que promocionen. Tarantino es más que un director de películas, su personalidad y su universo constituyen un género, un reclamo lleno de magnetismo que va a devorar un público masivo e incondicional. Algunas le salen redondas y otras achacosas pero han conseguido un éxito espectacular, excepto en el caso de Death proof. En ese juguete caótico, el chico más mimado de la industria llevó su capricho demasiado lejos, intentando homenajear y reinventar el cine de serie Z, un compendio tirando a ridículo de los subproductos que siempre le han fascinado.

En Malditos bastardos Tarantino retorna al estilo y el mundo que le han hecho famoso abordando el cine bélico, género que aún no había tocado en su ortodoxa filmografía. Pero desde los títulos de crédito sabemos que aunque el tema esté ambientado en la II Guerra Mundial no vamos a ser testigos de ningún tipo de convenciones, sino que las intrigas, la acción, la violencia, los personajes, los diálogos, el humor y la estética van a llevar el inequívoco sello de su autor, que no vamos a ver una película bélica sino una tarantinada pura y dura ambientada en aquellos años de carnicería.

El argumento desarrolla la historia de un grupo de soldados estadounidenses y judíos con la misión de cargarse a todos los nazis que puedan en la Francia ocupada. El tema no es nuevo. Un director como Robert Aldrich alcanzó un resultado espectacular en Doce del patíbulo con una trama parecida, pero si el autor se llama Tarantino sabemos que esa cacería no va a regirse por parámetros de normalidad. Los enfurecidos hijos de Sión, entrenados por un expeditivo paleto que tiene como modelo profesional los métodos de guerra de los apaches, no se limitarán a cargarse alemanes sino que tienen que torturarles, destriparles, arrancarles la cabellera para causar el terror en sus enemigos ante la permanente amenaza de este grupo salvaje.

Tarantino también se permite el lujo de alterar el desenlace de la II Guerra Mundial como a él le da la gana, imaginando que sus killers judíos, con la ayuda de la propietaria de un cine parisiense que utilizan los jerarcas nazis para que les proyecten cine propagandístico que ha producido Goebbels, quemen vivos a Hitler, Göring, Goebbels y demás dirigentes nazis solucionando el final de esa larga y tenebrosa guerra.

Como siempre, conviven paralelamente la brillantez y los excesos, los hallazgos plenos de gracia y los momentos gratuitos, situaciones esperpénticas y su vocacional amor por la sanguinolencia, secuencias imaginativas y molestos guiños a los incondicionales de su cine. Lo mejor de estos infaustos bastardos es la creación de un maquiavélico coronel de las SS especializado en la caza de judíos. Tarantino, qllanos, se supera con este monstruo de modales suaves y dialéctica hilarante.

Los que consideran al autor de Pulp fiction como lo más innovador, cañero e ingenioso que ha dado el cine moderno van a sentirse saciados con este recital de sus esencias, incluida la original utilización de la música (suenan profusamente los temas que compuso Ennio Morricone para el desdichado género del spaguetti western), los momentos llenos de tensión que desembocan en aquelarres de sangre, las sentencias cínicas, los delirios narrativos, el poderío visual y coloquial.

Yo, que no siento adicción hacia su cine y que a veces me cargan sus pasadas, aunque reconozca su incuestionable talento, lo he pasado razonablemente bien a lo largo de 150 minutos que no te abruman.

divendres, 26 de juny de 2009

Pequeños apuntes, de la gripe porcina a Michael Jackson

-La gripe porcina, A o nueva o cualquier otro nombre, sólo es una gripe más, al parecer menos agresiva que el resto. Ya sé, dicen que ha muerto gente que sufría la gripe, pero no es por la gripe es por las sobreinfecciones que se produce en gente que sufre la cualquier gripe, cada invierno hay personas que mueren por complicaciones derivadas del virus de la gripe que toca -cada año es se llama gripe, pero el genotipo es diferente-.

-Cada año se vacuna a la población de riesgo -mayores de 65 años y gente con enfermedades importantes- de la gripe. A pesar de la vacuna cada invierno hay muertos por complicaciones de esta enfermedad, a pesar de la vacuna. Pues en la gripe A el índice de mortalidad es inferior a la gripe de cada invierno, a pesar de que vacunamos a todo el mundo de la gripe invernal.

-Mahmud Ahmadineyad, el presidente de Irán, declaró que el genocidio nazi a los judíos no había ocurrido, que todo era un montaje, que el pueblo de Israel no merecía ningún respeto... Ahora la gente se escandaliza de borre la oposición de las calles, increíble, ¿es qué estamos todos sordos?

-Michael Jackson ha muerto joven, aunque llevaba todo el día la mascarilla puesta. Reflexionen.

dilluns, 22 de juny de 2009

Sudáfrica vs Lions, primer test 09

Enorme partido, gran encuentro, rugby y más rugby. Los Lions (equipo formado por británicos e irlandeses, os recomiendo pinchar el enlace para conocer mejor la historia de este gran equipo) estuvieron a un paso de derrotar a la campeona del Mundo, Sudáfrica. Os dejo el resumen que he encontrado en un gran blog de rugby; Con H de Blog.
Os dejo la crónica de Planet Rugby y la de Scrum.
La contracrónica, siempre recomendable, de Phil Blakeway.



dimecres, 17 de juny de 2009

Chistecillos

Un elefante pregunta a un camello:
-"Por qué tienes las tetas en la espalda?"
-"Extraña pregunta...", dijo el camello, "...viniendo de alguien que tiene la polla en la cara..."

-Me he aprendido la guía telefónica entera
- ¿De memoria?
- No, razonándola, no te jode....

- Doctor, me tiemblan muchos las manos
- ¿No será que bebe demasiado alcohol?
- Que va, ...si lo derramo casi todo

Le están haciendo una entrevista de trabajo a un tipo:
-"Bueno, su curriculum es sorprendente. Aquí pone que usted habla inglés"
-"Si, claro, fui a un colegio bilingüe..."
-"Y también domina el francés"
-"Si es que mi madre es francesa..."
-"Y habla perfectamente alemán"
-"Si, es que mi padre nació en Munich..."
-"Y también conoce el italiano..."
-"Bueno, es que tuve una novia que vivía en Roma..."
-"Y también el portugués"
-"Bueno, es que en mi anterior trabajo me destacaron a Lisboa"
-"Muy bien, muy bien, queda usted contratado. Sólo una curiosidad:
-Conociendo tantas lenguas diferentes...¿Usted en qué piensa?
-"¿Yo? En follar, como todo el mundo

Telepizza, ¿qué desea?
- Magdalenas... ¡No te jode!

Una pareja que cumplía su 50 aniversario estaba sentada a la mesa para desayunar, cuando el marido le dijo a su mujer:
- Fíjate cariño, llevamos casados 50 años.
- Sí, hace 50 años estábamos en esta misma mesa desayunando juntos.
- Lo sé - dijo el viejecillo -. Hace 50 años seguramente estábamos aquí sentados, desnudos como una pareja de jóvenes jilgueros.
- Bueno, ¿qué hacemos, cielo, nos desnudamos?
La pareja de viejecitos se desnudan y se sientan a la mesa.
- Sabes, cariño - la viejecita le dice casi sin aliento- mis pezones están igual de calientes que hace 50 años...
- No me sorprende: uno lo tienes en el café y el otro está dentro del chocolate con churros.....

Pregunta el Fiscal:
- ¿Es cierto que Ud. El día de los hechos se cagó en los muertos del denunciante, en toda su puta familia, en la perra de su madre y en el hijo de puta de su padre, al igual que en toda la corte celestial?
Respuesta del acusado:
- No, es falso... Yo estaba tranquilamente trabajando en la fundición y entonces le dije:
-Antonio, por Dios, ¿no te das cuenta de que me has echado todo el acero fundido por la espalda y que es una sensación muy desagradable?

En una prueba de alcoholemia el Guardia Civil le dice al conductor:
-Mire, ¿no le da vergüenza? (enseñándole el alcoholímetro que marcaba 3,45) -Coño, las cuatro menos cuarto, mi mujer me mata!

Se hunde el Titanic. El capitán le dice al contramaestre:
- Venga, coja ese pico, rompa la ventanilla, y larguémonos en una barca salvavidas.
- Pero... Capitán, aún hay mujeres a bordo...
- Sí, hombre, para follar estoy yo ahora.

dilluns, 15 de juny de 2009

VOTEM

Feia temps que el meu pacient no passava per aquí, la bona salut es bona pels pacients, però millor pels metges. Tenia ganes de xerrar, i jo d’estar callat i escoltar, ja que ningú m’escolta mai ja ho faig jo.

Hem diu que no entén als polítics, que veuen que menys de la meitat de la gent va a votar i ells continuen explicant que ha guanyat, però que han guanyat? Suposo que el campionat de decebre als que vivim en aquest país, no se quina altra cursa han pogut guanyar. Ja tenim molts anys, ja sabem de que va tot això, un vol tenir el seu seient per poder guanyar una bona pasta, tenir una pensió per tota la vida, aprofitar-se de les “dietes”, en definitiva, tocar-se els testes amb totes les despeses pagades, un objectiu tan lloable com qualsevol altre, però el que no accepto es que ho facin recolzant-se amb la demagògia del bé pel poble i del poble, això no. Que visquin com reis, d’acord, però que no hem tractin com un imbècil. Accepto que en aquesta societat hi ha gent que viu millor que jo, que no treballa ni la meitat que jo i guanya deu vegades més, d’acord, això passa i sempre ha passat, però que deixin de dir-me que la seva feina es per mi, que pugen els impostos perquè visquem millor, que la seva missió en aquest planeta es buscar el benestar de la gent de la terra. L’única terra que ara puc reconèixer es la “Terra Baixa”, d’Àngel Guimerà, on els poderosos continuen esclafant als pobres, més d’un segle ha passat i res ha canviat.

Algú coneix als representats polítics de Tarragona que estan a Madrid o Barcelona? Potser tu si, jo no. Però diuen que necessitem a gent de la nostra província que ens representi. Algun d’aquest ha sol·licitat que no paguem tant per la gasolina o la llum a Tarragona? Aquí tenim les petroquímiques i les nuclears, però tenim que pagar com tothom, però si un dia hi ha algun accident les destrosses no es repartiran igual. Nosaltres: totes, la resta: cap. Aquestes son les regles del joc, si t’agrada jugues i si no t’agrada també.

dijous, 11 de juny de 2009

Queridos animalitos

Prometo no quejarme de mi trabajo, veo que en el mundo hay curres que están mucho peor, "pero almenos tiene trabajo", diría mi abuela.



Prometo comprarle un gatito a mi niña, no sea que me traiga esta mascota y la "liemos parda."

El gato promete no volver a ser tan capullo ni tan chulillo, pero él sabe que cuando todas se larguen volverá a ser como siempre, "soy un gato", no puedo cambiar.


Quien tenga más huevos que este señor que me mande un mail, para publicar su foto





dimecres, 10 de juny de 2009

El rapero Berlusconi

Tras unos días fuera, he estado diez días en Suecia con Agustí, Marta y el mejor amigo de mi hija Alba, Max y después otra semanita en Torrox, Málaga, vuelvo al blog abandonado. Os dejo un artículo de Quim Monzó, publicado en La Vanguardia. Todos los artículos de Quim Monzó tienen su gracia, pero este me ha parecido excelente. Que Berlusconi se gasta el dinero público en stripers y fiestas, pues bueno, otros se lo gastan en armas y algunos otros en el mundo de la construción, y la gente se escandaliza, ¿en qué mundo vives?

El hábito no hace al monje, y viceversa

Rick Ross es uno de los grandes raperos del momento. Es un hombre negro, rotundo, calvo, con barba y gafas oscuras. Tiene treinta y tres años y creció en Miami, ciudad con barrios ideales para criarse si uno aspira a tener en la vida un aura de delincuente. Y que Rick Ross aspira a tenerla queda claro en la misma elección de su nombre artístico. Él se llama William Leonard Roberts, pero se puso Rick Ross en homenaje a un conocido traficante, Freeway Ricky Ross, quea principio de los ochenta fue, en Los Ángeles,emperador de la droga. El rapero Ricky Ross publicó su primer álbum, Port of Miami,no hace ni tres años y llegó a los primeros puestos de las listas de ventas.

Como todos los artistas, los raperos crean su imagen pública a base de seguir unos parámetros. Cada estilo de artista tiene los suyos, y escoger uno significa adaptarse a ellos, al menos hasta que tu personalidad esté tan consolidada que puedas dinamitarlos, si te apetece. La mística de un cantante melódico es diferente de la de un rockero, y la de un rockero poco tiene que ver con la de un guitarrista sadcore.

Pero en todos los casos hay que seguir la senda marcada, para que te vean como quieres ser visto. Un rapero crea su imagen a base de dárselas de marginal, de asocial. En sus piezas habla de tráfico de drogas, de armas, de que a quien se le ha puesto en medio le ha volado los sesos, y de que por ello ha pasado años entre rejas; puto sistema opresor y tal.

El problema de Rick Ross es que, hace un año, salieron a la luz fotos suyas de principios de los noventa, vestido de guardián de una cárcel de Florida. Ser guardián de cárcel no tiene nada de malo; pero para un rapero, sí. En las fotos se le ve sin gafas oscuras, correctamente rasurado, con cara de buen chico y uniforme. Viendo que su mística se venía abajo, Rick Ross negó ser el de las fotos, e insistió en que él era muy malo, y que había traficado con drogas, y que había hecho cosas la mar de feas. Pero la evidencia era tal que acabó por reconocer su turbio pasado: sí, había sido guardián de una cárcel y no el tipo asocial de que alardea en sus canciones.

Es tan fascinante que actores de vida golfa quieran aparentar vidas puritanas como que chicos más o menos encarrilados quieran dárselas de disolutos. Y ¿saben qué es lo mejor? Que, un año después del escándalo, el tercer disco de Rick Ross - Deeper than rap,aparecido hace mes y medio-se está vendiendo como rosquillas. Lo que demuestra que a los seguidores de Rick Ross les importa un pito que su ídolo tenga en su historial la mancha de haber estado del lado de la ley. Les importa tan poco como a los votantes de Berlusconi que Il Cavaliere monte fiestas con jovencitas y un ex primer ministro, checo y erecto, en su finca de Cerdeña.

dimarts, 12 de maig de 2009

Apuntes del filósofo Maurice Blanchot

He descubierto este filósofo, Maurice Blanchot, en la página de Horrach, disfrutad de un poco de filosofía en esta época de pancartas.

Muerte y Tiempo

"La muerte, al ser aquello a lo que no estamos acostumbrados, nos acercamos a ella o bien como a lo inhabitual que maravilla, o bien como a lo no-familiar que horroriza. El pensamiento de la muerte no nos ayuda a pensar la muerte, no nos brinda la muerte como algo que hay que pensar. Muerte, pensamiento, tan próximos que, pensando, morimos, si al morir nos permitimos no pensar: todo pensamiento sería mortal; todo pensamiento, último pensamiento.

Tiempo, tiempo: el paso (no) más allá que no se cumple en el tiempo conduciría fuera del tiempo sin que dicho afuera fuese intemporal, sino allí donde el tiempo caería, frágil caída, según aquel 'fuera de tiempo en el tiempo' hacia el cual escribir nos atraería, si nos estuviese permitido, tras desaparecer de nosotros mismos, escribir bajo el secreto del antiguo miedo".

Conversación Infinita

"En todas las épocas, el hombre se ha desviado de sí mismo como pregunta profunda, especialmente cuando se ha esforzado en captarla como pregunta última, pregunta de Dios, pregunta del ser. Actualmente, parece acercarse a la misma esencia del escabullirse y del desviarse, acercándose, mediante la fuerza adversa de la exigencia dialéctica, al hombre como pregunta de conjunto. Pero lo que se escabulle, se escabulle profundamente, y la profundidad todavía no es más que la apariencia que se escabulle. Nadie, sin ser inconsecuente, podría decir: el hombre es eso que se escabulle, y tampoco bastaría con hacer de esta afirmación una pregunta, sea cual fuere su forma, éstas, por ejemplo: ¿Pertenece el hombre al movimiento del escabullirse? ¿El ser es lo que se escabulle por medio del hombre? El preguntar profundo de ninguna manera encuentra su medida en una pregunta, incluso si en ella está el movimiento del escabullirse que intenta llegar a pregunta.

¿Podemos, al menos, delimitar la experiencia de ese giro neutro que opera en el desvío? Uno de los rasgos característicos de esta experiencia es el no poder ser asumida, como sujeto en primera persona, por aquel a quien le ocurre y el no poder cumplirse más que introduciendo en el campo de su realización la imposibilidad de su cumplimiento. Experiencia que, al tiempo que escapa a toda posibilidad dialéctica, sin embargo, sigue negándose a caer en cualquier evidencia, en cualquier comprensión inmediata, lo mismo que ignora toda participación mística. Experiencia, pues, donde los altercados entre lo mediato y lo inmediato, el sujeto y el objeto, el conocimiento intuitivo y el conocimiento discursivo, la relación cognoscitiva y la relación amorosa, están, no superados, sino dejados a un lado. La pregunta más profunda es esta experiencia del desvío en el modo de un preguntar anterior o ajeno o posterior a toda pregunta. El hombre, por la pregunta profunda, está girado hacia lo que desvía -y se desvía".