dimecres, 4 de novembre de 2009

Por fin una buena noticia

Hoy me he levantado sin el salto mortal, pero con una buena noticia, los mercenarios que habitan nuestro fútbol pueden irse a la huelga. Olvidar sus jetas durante unos meses sería reconfortable y saludable. Están enfadados, quieren que paguen impuestos, que osadía, esos magos del balón deben pagar los mismos impuestos que un cirujano cardiaco, que desfachatez, comparar un médico con un saltimbanqui.

Pagad o largaros, me da lo mismo donde estéis, lo cierto es que preferiría que vivierais a miles de millas de distancia, no me gusta rodearme de tramposos avariciosos.

Lo triste de la historia es que el gobierno no tendrá el valor de aplicar la ley, no quieren cargarse este nuevo Circo Romano.
Publica un comentari a l'entrada