divendres, 27 de juny de 2008

Así gastan los políticos nuestro dinero.

El dinero que aparece en la nómina y nunca se cobra (IRPF, Seguridad Social...l), los impuestos de la gasolina, los del tabaco, el IVA -no quiero facturas, gracias-, la declaración de la Renta -a mi me han devuelto, no, lo que ocurre es que te habían quitado demasiado y te lo retornan sin intereses-, los impuestos que abonas cuando compras una casa...


Facturas de informes sin destinatarios, estudios copiados de internet, un informe de un folio por el que se pagó en la presente legislatura 11.999 euros... Esta es parte de la nueva documentación que aportó ayer Manos Limpias a la Fiscalía para ampliar y ratificar su denuncia contra el gobierno tripartito por un delito de malversación de fondos desde el 2004 hasta la actualidad, y que ya fue admitida a trámite la semana pasada. La Fiscalía está investigando el encargo en el 2007 de 1.583 informes técnicos adjudicados el año pasado a personas externas a la Administración, por un importe superior a los 31 millones de euros.

También ayer, el portavoz parlamentario de CiU, Oriol Pujol Ferrusola, denunció públicamente que el gobierno de la Generalitat presupuestó en el 2003 - con CiU- para informes técnicos 66,5 millones de euros, mientras que en el 2008 la cantidad se eleva a 317,4 millones. Un gasto, por ejemplo, cercano al que destinará a la atención de personas con discapacidad.

Entre los 1.583 informes denunciados ante la Fiscalía destacan por su temática peregrina un estudio del seguimiento de la almeja brillante: que costó 27.956 euros; uno sobre el cultivo de la chufa: 11.965 euros, o un informe de 37 páginas sobre la cultura china por el que se pagó 150.000 euros. Se investiga además que parte de estos trabajos fueron encargados a personas de la órbita tripartita, como Bet Font, ex diputada de ICV en el Parlament, o Enric Pujol Casademont, dirigente de ERC en Girona. El secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernard, explicó a La Vanguardia que han aportado "como elementos probatorios" 27 informes, contratos y facturas.

Una de las afectadas en la denuncia es la consellera de Salut, Marina Geli, quien presuntamente pagó por adelantado unos informes - 29.900 euros en la validación de los portafolios de medicina familiar; 11.999 euros en el proyecto de creación de una Biblioteca Virtual-que todavía no existen. Geli se justificó ayer alegando que estos fueron entregados cuando se hizo el pago, pero que fue su departamento el que optó por "alargar" el periodo de entrega para que se hiciera un análisis más exhaustivo. CiU pidió a la Sindicatura de Comptes que investigue de oficio estos dos encargos. La federación nacionalista también reclamó ayer en el Parlament que el vicepresidente del Govern, Josep Lluís Carod-Rovira, comparezca para dar explicaciones. Además, CiU y PP presentarán una propuesta de resolución para que el Ejecutivo de Montilla presente los 1.583 informes de esta legislatura y todos los de la pasada con un coste inferior a 12.000 euros. Es decir, los que no se sometieron a concurso público. La oposición denuncia que las conselleries implicadas dificultan la entrega de los citados informes.


IÑAKI ELLAKURÍA / JOSEP GISBERT - La Vanguardia

dimecres, 25 de juny de 2008

Ya no cierro los bares ni hago tantos excesos, cada vez son más tristes las canciones de amor.

Puede ser que esté creciendo, puede ser que sea responsable, puede ser que los bares cierren demasiado tarde, puede ser que mis amigos ya no pasan las noches en los antros oscuros de barras repletas de vasos con hielo, puede ser que la diversión haya cambiado de estación, puede ser que mis dos niñas me tiren más que todas las mujeres del mundo, puede ser que prefiera las copas nocturnas en la terraza de mi casa, puede ser que este madurando o puede ser que las resacas sean demasiado duras.


Ni yo bordo pañuelos,
ni tú rompes contratos,
ni yo mato por celos,
ni tú mueres por mí
y antes de que me quieras
como se quiere a un gato,
me largo con cualquiera
que se parezca a ti.

De par en par te abro
las puertas que me cierras,
me cuentan que el olvido
no te sienta tan mal,
la paz que has elegido
es peor que mi guerra,
lo que pudo haber sido
lo que nunca será...

Yo en cambio nunca supe
ir a favor del viento
que muerde las esquinas
de esta ciudad impía,
pobre aprendiz de brujo
que escupe al firmamento,
desde un hotel de lujo
con dos... con dos camas vacías.

Quién hará tu trabajo
debajo de mi falda,
la boca que era mía
de que boca será,
el roto de tu ombligo
ya no me da la espalda
cuando pierdo contigo
las ganas de ganar.

Como pago al contado
nunca me falta un beso,
siempre que me confieso
me doy la absolución,
ya no cierro los bares
ni hago tantos excesos,
cada vez son más tristes
las canciones de amor.

Yo en cambio nunca supe
ir a favor del viento
que muerde las esquinas
de esta ciudad impía,
pobre aprendiz de brujo
que escupe al firmamento
desde un hotel de lujo
con dos camas vacías.

[J. Sabina]
Aunque nunca me callo
guardo un par de secretos,
lo digo de hombre a hombre,
de mujer a mujer,
ni me caso con nadie
ni me pongo amuletos,
por no tener no tengo
ni edad de merecer.

[M. Jiménez]
Quién hará tu trabajo
debajo de mi falda,
la boca que era mía
de que boca será,
el roto de tu ombligo
ya no me da la espalda
cuando pierdo contigo
las ganas de ganar.

Maldita sea la tinta
que empapa mis papeles,
maldita la tercera
persona del plural,
las uñas que se clavan
ahí, donde más duele,
si se me corre el rimel
cuando me haces llorar.

Y como pago al contado
nunca me falta un beso,
siempre que me confieso
me doy la absolución,
ya no cierro los bares
ni hago tantos excesos
cada vez son más tristes
las canciones... las canciones de amor.


“Camas vacías” de Joaquín Sabina, en la versión de María Jiménez, que aparece en el disco: “Entre todas las mujeres. Tributo a Joaquín Sabina”.

dilluns, 23 de juny de 2008

“Crítica” de EÑE, creador del Blog Zona Rugby

La segunda crítica es del creador del mejor Blog de rugby en castellano, Zona Rugby, que ha tenido a bien leer la novela y dejarme su crítica. Los que quieran conocer más a fondo el mundo del deporte oval pueden pasarse por Zona Rugby, no les decepcionará.

También comentarte que me he leído tu libro y la verdad, me gusto, y mucho. No se si te hará mucha ilusión mi crítica (no es que sea un crítico muy adecuado) pero me ha recordad mucho, y podría decir que transportado a mi adolescencia. Crecí en esa época con los libros de Andreu Martín y Jaume Ribera y no se, pero tenía la sensación de estar leyendo a alguno de sus protagonistas después de haber pasado los años y que estos hubieran madurado y se hubieran convertido en adultos, con todo lo que ello significa. Como digo, no supongo que te haga una ilusión extrema la comparación, pero viniendo de mi, te aseguro que es un gran piropo. No estoy seguro pero creo entrever algunas pinceladas autobiográficas y sobre todo dejas salir a la luz un muy buen gusto musical :-) .

divendres, 13 de juny de 2008

"Crítica" del Carles Cabos

La primera crítica del llibre es la del Carles Cabos, amic de Cornudella i el primer que hem va fer una entrevista, publicada a la seva pàgina, Cornudellaweb –que evidentment recomano que visiteu-. Quantes hores al pub –també conegut com la “Cova de l’Avi Miquel”-, ara ja no hi es, però sempre estarà en el nostre record. Encara puc escoltar l’última cançó de la nit, inevitablement era en Prince. "I never meant 2 cause U any sorrow. I never meant 2 cause U any pain. I only wanted one time 2 see U laughing. I only wanted 2 see U laughing in the purple rain. Purple rain, purple rain. Purple rain, purple rain. Purple rain, purple rain. I only wanted 2 see U bathing in the purple rain."


El teu llibre en moltes ocasions m'ha traslladat a altres anys, quan entràvem al pub a les 10 de la nit i sortíem a les 8 del matí, els festivalons de l'Àtic, la música de la “movida madrilenya” que va arrasar al susodicho local Nits boges, nits alcohòliques, nits massa curtes, la Sala Parroquial, els dijous fixes a Tarragona en "vol directe" des de Cornudella, la Vaqueria, el carrer Rebolledo... quantes vegades he degut anar a La Vaqueria!, els meus anys vivint a Tarragona, les primeres discos a la Rene, els sopars de Festa Major, les primeres bronques dels pares per arribar tard a casa.. Un allau de records.

També m'ha fet reflexionar molt: No tothom troba les respostes que busca, de vegades anem a buscar-les molt lluny quan les tenim molt a prop, o de vegades les trobem en llocs insospitats, qui sap, però el que està clar és que qui no busca no troba, i ni tan sols això és segur. Crec que el Pau i el teu llibre reflecteixen una època determinada de la nostra vida, de la nostra generació. Inexorablement, tòpicament davant del mirall, hem de reconèixer que ja som uns homes, per molt que ens hem esforçat en dissimular-ho i ho hem retardat el més que hem pogut. Aquell nen que érem fa quatre dies ara ja el comencem a veure llunyà, i quan entrem a l'Àtic només hi trobem canalla... El temps no perdona, el puta, però ens dóna el petit avantatge de que no ens obliga a passar-lo de cap manera predeterminada: cadascú el passa a la seva manera, només hi ha una cosa certa: d'aquí a cent anys, tots calvos.

dilluns, 9 de juny de 2008

Persiguiendo un sueño

Persiguiendo un sueño fue el título que le dio la escritora Luisa González -escritora tarraconense, su último libro publicado por la editorial Edhasa es "El buscador de Guacas", con reseñas en el diario ABC o en el País- a la presentación que realizó de mi libro, "Fresas y Melocotones", publicado por la Editorial Nostrum. Este es el texto íntegro de la presentación.


Persiguiendo un sueño, Pau, el protagonista de “Fresas y melocotones” empieza una nueva vida. Decide dejarlo todo y partir en busca de una chica pelirroja con la que ha soñado desde su infancia y a la que no ha visto jamás. Acaba de verla en una fotografía, tomaba un avión para Irlanda.

Con una narrativa brillante y arrolladora, Àngel Lluís Carrillo te invita a un viaje veloz por los lugares comunes de la vida: la amistad y el amor, entre otros que nos pueden ser más o menos afines, pero que no nos dejan indiferentes.

Los binomios sexo-amor, música-alcohol transitan por las páginas de esta novela salpicada de pensamientos poéticos y filosóficos, versos y letras de canciones maravillosas que marcaron una época y que, difícilmente, caerán en el olvido.

“Fresas y melocotones” es la primera novela de Àngel Lluís, y muy lejos de ser una novela primeriza, es una novela madura, donde el autor nos muestra el conocimiento del oficio de narrar. Pau, su personaje principal, es un joven que vive lejos de convencionalismos y nos lo muestra con sus pensamientos.

“La televisión, ese ente público o privado, enemigo de la razón, amigo del patrimonio ajeno, fuente de fama infundada. Martirizador de los libros bien o mal escritos, de los bares siempre de diversión, de los restaurantes de sobremesa, de los amantes amándose hoy y no mañana, de los músicos sin disco, de los poetas sin musa, de los pintores ante el lienzo blanco, de los sacerdotes sin penitentes, de la lluvia sobre el mar y de muchos más que no atrapa mi memoria”

Àngel Lluís hace un retrato psicológico perfecto del protagonista de su obra y nos lo muestra en una autodescripción.

“Todo es ocurrente, aceptaría cualquier empresa que me propusieran, la idea más descabellada intuyo que es realizable, podría volar en el océano y nadar en el espacio, encontrar la ciudad Borgiana de los Inmortales, tornarme un mosquito y beber sangre azul, brincar de la luna al sol, noquear a Goliat, traicionar a Judas, congelar el Sahara, pescar en el Mar Muerto, encontrar el ombligo de Adán y Eva, crear el vacío, absolver a Sócrates, danzar a la luz de la bomba atómica o cerrar la caja abierta de Pandora.”

Pau se revela también contra acontecimientos cotidianos:

“Me arrastro hasta el sofá, me pesan las reflexiones. Golpeo el mando a distancia, un tipejo pide clemencia a su compañera, después de haberle propinado una sañuda somanta, ella lo repudia, él apalabra represalia, bienvenido al mundo real, donde los poetas, escritores, filósofos, músicos y pintores han sido aplastados por el caballo de Atila, la ignorancia cultivada desde el poder.”

“Leer proporciona ideas, las ideas cambian el mundo”.

Àngel Lluís tiene la capacidad de dibujar a su personaje dibujándose a su vez a sí mismo.

“Los que partimos sin fe luchamos en inferioridad, ésa es otra injusticia. La razón no puede derrotar a la fe, pero la fe derrota día tras día a la razón. No encuentro a Dios, no me preocupa, si existe me encontrará a mí. Nos vemos pronto, colega, si estás ahí.”

“Sigo las señales que me aparecen, entre éstas probablemente no advierto muchas otras que también están allí. No sé quién me las manda ni por qué, si realmente las envían o las creo yo. Miro la representación petrificada de un santo, su dedo señala hacia la puerta. ¿Me está diciendo a mí que debo salir por esa puerta? ¿Le está diciendo a cualquier otro que debe salir ahora de la Catedral? Signos universales o indicaciones individuales. ¿Son realmente señales? ¿Soy realmente un individuo? O únicamente el sueño de unos Dioses caprichosos”.

“Vaya puta manía que tengo de escribir poemas cuando debo despedirme”. Reconoce Pau. Y es que cada camino que acaba para Pau tiene sus propios versos.

Lo admirable de Àngel Lluís es que no deja de asombrarte a cada página, es capaz de mantener la tensión en todo momento. No en vano sabe guardarse el as en la manga y sacarlo cuando toca. No es mi intención desvelar las incógnitas de “Fresas y melocotones”, pero no puedo reprimir leer uno de los muchos párrafos sugerentes de la historia.

“Tres días después aparece en escena un tal Mohamed Atta, considerado el mando de los asesinos de Nueva York. Miro su cara, me es familiar. A las cuatro de la mañana me despierto recordando mi encuentro en Salou, es el tipo al que saqué de los raíles del tren. En mi mano había estado cambiar la historia de este planeta, si no lo hubiera encontrado no habría cometido esta masacre, el mundo continuaría existiendo, pero no como ahora. De la historia conocemos a los protagonistas, las estrellas, los recordados, sin darnos cuenta que nosotros mismos somos historia. Tú y yo somos la historia, hoy presente y mañana pasado”.

A veces, Pau, este personaje quijotesco, magnánimo, se detiene, duda y se pregunta:

“¿Y si todo no significa nada? Las señales que moldean nuestra vida pueden no tener ningún sentido, podemos ser nosotros que buscando una razón de ser a todo esto, las creamos para no desesperar y ver que realmente todo esto no es nada, el vacío. No somos ni estamos”.


Espero que con estas pinceladas de la prosa portentosa de Àngel Lluís Carrillo os podáis hacer una idea de lo magistral de su primera novela.


Si queréis leer el primer capítulo de la novela, encontraréis el link arriba a la derecha.