divendres, 28 de novembre de 2008

Madiba Mandela


Este es un artículo genial que se publicó Phil Blakeway en Zona Rugby -una de las mejores páginas de rugby de la red-. A disfrutarlo y gracias Phil.

No, a los negros no les gustaba el rugby. Y que nadie me pida corrección política, la farsa que todo lo pudre. Llamaré así, genéricamente, a todos los surafricanos de origen Xosha, Nguni, Tsonga, Zulú o Swazi y demás, por contraposición a afrikaaners, anglosajones y mestizos o mulatos. Sólo porque hay que describir lo que se cuenta. Digo que no les gustaba, pero en realidad lo que detestaban era lo que representaba: el dominio blanco de los descendientes de los trekkers, la supremacía bóer del Partido Nacional. Era lo usual: silencio ante el Die Stem, y aplausos y vítores para los visitantes, sobre todo si eran los Lions. El delirio si ganaban la serie de test-matches a los aborrecidos Springboks, como en 1974, cuando los británicos de Willie John McBride derrotaron a los anfitriones.

Por eso lo que sucedió en 1995 fue milagroso. Sólo alguien que desde su celducha en Robben Island dispuso de una vida para estudiar a sus enemigos, pudo haber logrado unir a gentes tan diversas tras un proyecto común, del que el rugby no era más que un colofón. Ya sabemos que no fue fácil llegar al N’kosi Sikelel’ i Afrika, que era algo que sólo Mandela sabía, pues lo había diseñado con el tiempo detenido en aquella larga condena, cuando decidió que sus carceleros iban a dejar de ser enemigos.

Rhodesia es el negativo de la fotografía. Algunos recordarán el nombre del conservador Ian Smith, Premier de la colonia que había de ser Zimbawue. Y sabemos que allí también se jugaba un rugby decente. Y ya vemos en que ha quedado todo bajo la férula del sátrapa Mugabe.

Por eso recordamos en estas crónicas por primera vez a alguien que no fue un destacado jugador internacional, pero que hizo uso del rugby para un gran proyecto: el que pondría en práctica desde que en 1990 abandonará el presidio merced a esa jugada táctica de Frederick De Klerk, el Presidente a quien sustituiría en 1994. En esos cuatro años cruciales Mandela evitó la guerra civil a la que muchos querían ir y que pocos meses antes de que Joel Stransky marcara en primer ensayo para los Bokke en el partido inaugural frente a Australia, aun pretendía el General Viljoen.

Naturalmente el rugby sólo era una parte de la estrategia, la odiada religión del opresor, pero había una posibilidad de aprovecharla. Mandela sabía que contaba con el apoyo mayoritario de negros y coloured, a pesar de las trapacerías de Mangosothu Buthezeli y sus Inkhatas o de la villanía de Winnie, la que acabó con el tiranuelo angoleño. Pero el gran hombre estaba por encima de esas vicisitudes, no en vano venía preparándose como un redimido Montecristo. Afortunadamente para todos los implicados el hombre del Movimiento Nacional Africano, el marxista, maduró una respuesta sosegada, inteligente y magnánima. Abandonó la ortodoxia hegeliana y el odio racial y tendió la mano a los de El Cabo, para pisar firme y ganarse a los holandeses después.

El rugby, entonces. La metáfora del Afrikaaner, el calvinista que lleva a sus hijos descalzos a la escuela parroquial, donde juegan sobre maleza apenas desbrozada aprendiendo ya a despreciar el dolor físico, inútil para la mentalidad de frontera de los seguidores de Jan Smuts y del Presidente Krüger. En 1990, lejos de saber si los blancos anglosajones habían de aceptar el gobierno de la mayoría negra, comenzó su labor en libertad. Convenció a su partido para que abandonara su boicot contra el rugby y negoció con Louis Luyt el Presidente entonces de la South African Rugby Board, la segregacionista federación que iba a desaparecer en 1992. Sin embargo, en la primera ocasión que juegan los Springboks, retumba el Die Stem, contra lo pactado, como canto de afirmación frente a la Historia ineludible. Mal augurio. Mandela persiste y logra in extremis que el CNA no de marcha atrás justo cuando la IRB, en una apuesta muy arriesgada y jugándose el futuro de la competición, sólo en su tercera edición, otorga a Suráfrica la organización de la Copa del Mundo. Sin embargo, estalla la violencia, los zulúes Inkhata, los Umkhonto we Sizwe –las bandas armadas del CNA- los paramilitares del Afrikaaner Volksfront y el ruido de sables del ejército, de mayoría bóer.

Mandela no duda, no puede haber ganadores y sabe que se prepara un golpe de mano: Constand Viljoen, el general radical (su hermano Braams se lo ha contado) conspira contra De Klerk, el otro visionario, el que firmaría el acta de defunción del régimen. El arzobispo Tutú le anima: “hable con el general, o habrá guerra, es posible que la haya de todas formas”. El Presidente, el arzobispo y el político ganaron el Premio Nobel.

“General, ¿tomará leche con el té, azúcar quizá?”

Viljoen, dudó, pues oyó esas palabras en su lengua y no lo esperaba. No le dio tiempo a responder, Mandela advirtió la defensa frágil y la aprovechó. “General, no puede ganar”. Lo que siguió es parte de la Historia. Ganó el hombre de Estado, no hubo separación de un pretendido estado blanco, los Inkhata dejaron de navegar entre dos aguas, y en abril de 1994, cuando Viljoen y los suyos se hubieron plegado a lo inevitable, Suráfrica tuvo por presidente a quien lo había merecido. Aun así siguió el Presidente cultivando al General pues temía su potencial desestabilizador y sabía que habría brotes de violencia. Justo un día antes de que los Springboks se anotaran la primera victoria contundente desde su regreso al panorama internacional (frente a Gales, un 5 de noviembre y en Arms Park, cuando vimos por primera vez a los Du Randt y Van der Westhuizeen) Johan Heyns, un moderado afrikaaner fue asesinado. Era un símbolo. Los díscolos desafiaban a los colaboracionistas. La policía fue cómplice. El rey zulú Buthezeli, ministro de Asuntos Internos, espera acontecimientos, le preocupan más los suyos que la República. Pero Mandela mantiene firme el timón, no apacigua, combate a los rebeldes con la Ley y los destierra del futuro. La transición tiene capitán y habrá Copa del Mundo: Pienaar y los suyos, aun el gigantesco Kobus Wiesse, el que no habló con Chester Williams hasta que le endosó cuatro marcas a Samoa, se conmueven con su Presidente, que le visita en sus entrenamientos y acude a los partidos. Y se descubren los xhosas y los zulúes y los tsongas gritando por los Springboks y sufriendo cuando casi pierden bajo aquel diluvio frente a la Francia del malhadado Marc Cécillon (yo creo que fue ensayo) y llegan al paroxismo cuando se enfunda la camiseta con el nº 6 en la final y los All Blacks se dan cuenta de que no sólo juegan contra los Bokke, sino que la Historia les ha convertido en comparsas de algo más grande que el último acto de esa Copa del Mundo. Lomu y Zinzan y Mehrtens saben que no pueden ganar. Eran mejores, pero ni físicamente (una torpe maniobra ayudó) ni moralmente podían. Ni debían.

dimecres, 26 de novembre de 2008

Como hemos cambiado

Este escrito me lo mandó mi amigo Ricard, es una coña marinera más, pero nos enseña a donde nos dirigimos, lentamente pero con paso firme, sin desfallecer, todo controlado, todo es noticia, repartir miedo para aumentar el control. Las mil aventuras que hemos vivido de niños se convierten en “actividades de alto riesgo”, la “Odisea” de Ulises es un juego de niños comparado con los viajes en avión, por no recordar el trauma brutal que supone el cambio horario o volver a trabajar, joder, si durante las vacaciones es cuando hay más divorcios, tampoco estarán disfrutando tanto, ¿o si?


Escenario: Tienes que hacer un viaje.
-Año 1977: Viajas en un avión de Iberia, te dan de comer y te invitan a lo que quieras de beber, todo servido por azafatas espectaculares en un asiento en el que caben dos como tú.
-Año 2007: Entras en el avión abrochándote el cinturón de los pantalones que te han hecho quitar para pasar el control, te sientan una butaca en la que si respiras profundo le metes el codo en el ojo al de al lado y si tienes sed te ofrecen una carta con las bebidas y sus precios subidos un 50% porque si. Y no protestas por si acaso cuando aterrizas te meten el dedo más largo del mundo por el culo para ver si llevas drogas.

Escenario: Manolo tiene pensado ir al bosque después de clase, según entra al colegio le enseña una navaja a Pancho con la que pretende hacer un tirachinas.
-Año 1977: El subdirector lo ve y le pregunta donde las venden, y le enseña la suya, que es antigua, pero más buena.
-Año 2007: La escuela se cierra, llaman a la guardia civil y llevan a Manolo al reformatorio. Antena 3 y Tele cinco presentan los informativos de las 15:00 desde la puerta del colegio.

Escenario: Disciplina escolar:
-Año 1977: Hacías una putada en clase. El profesor te metía dos buenas hostias bien merecidas. Al llegar a casa tu padre te arreaba otras dos.
-Año 2007: Haces una putada. El profesor te pide disculpas. Tu padre te pide disculpas y te compra una moto.

Escenario: Fran y Marcos se reparten unos puñetazos después de clase.
-Año 1977: Los compañeros los animan, Marcos gana. Se dan las manos y terminan siendo colegas en los billares.
-Año 2007: La escuela se cierra, Tele cinco proclama el mes antiviolencia escolar, el periódico 20 minutos titula a cinco columnas el asunto y Antena 3 aposta de nuevo a Matías Prats en pleno temporal frente a la puerta del colegio para presentar el telediario.

Escenario: Jaime no para quieto en clase. Interrumpe y molesta a los compañeros.
-Año 1977: Mandan a Jaime a ver al director y éste le echa una buena bronca. Vuelve a clase, se sienta en silencio y no vuelve a interrumpir más.
-Año 2007: Se le administran a Jaime grandes dosis de Ritalin. Se transforma en un Zombi. La escuela recibe una subvención por tener un discapacitado.

Escenario: Luis rompe el cristal de un coche en el barrio; su padre saca el cinturón y le pega unos buenos latigazos.
-Año 1977: Luis tiene más cuidado la próxima vez, crece normalmente, va a la universidad y se convierte en un hombre negocios con éxito.
-Año 2007: Arrestan al padre de Luis por maltrato a menores. Sin la figura paterna, Luis se une a una banda. Los psicólogos convencen a su hermana de que el padre abusaba de ella y lo meten en la cárcel. La madre de Luis se enrolla con el psicólogo. Mercedes Milá abre la final de Gran Hermano con un discurso relativo a la noticia.

Escenario: Juan se cae mientras echaba una carrera y se araña en la rodilla. Su profesora, María, se lo encuentra llorando al borde del camino. María lo abraza para confortarlo.
-Año 1977: Al poco rato, Juan se siente mejor y sigue jugando.
-Año 2007: María es acusada de perversión de menores y se va al paro. Se enfrenta a tres años de cárcel. Juan se pasa cinco años de terapia en terapia. Sus padres demandan al colegio por negligencia y a la profesora por trauma emocional, ganando ambos juicios. María, en paro y endeudada, se suicida tirándose de un edificio. Cuando aterriza, lo hace encima de un coche y también rompe una maceta. El dueño del coche y el dueño de la planta demandan a los herederos de María por destrucción de la propiedad. Ganan. Tele cinco y Antena 3 producen juntos la película y definitivamente el plató de los informativos ya queda emplazado en medio de la calle.

Escenario: Se pelean un niño blanco y un niño negro por llamarle "chocolate."
-Año 1977: Se dan de tortas se levantan y cada uno a su casa. Mañana son amigos.
-Año 2007: Tele5 envía a sus mejores corresponsales. Antena 3 prepara un reportaje de esos de a fondo donde un gran equipo de periodistas pasan un día en un colegio con niños. Se emiten programas documentales sobre pandilleros y odio racial, las pseudo juventudes hitlerianas fingen revolucionarse al respecto y el Gobierno instaura nuevas leyes.

Escenario: Relación habitual entre padre e hijo:
-Año 1977: Le pido dinero a mi padre para salir.
-Año 2007: Mi padre me pide dinero para apaciguar al banco.

Escenario: llega el 28 de octubre.
-Año 1977: Llega el día del cambio de horario de verano al horario de invierno. No pasa nada.
-Año 2007: Llega el día del cambio de horario de verano al horario de invierno. La gente sufre trastornos del sueño, depresión y amenorrea.

Escenario: El fin de las vacaciones.
-Año 1977: Después de chuparse una caravana del copón con toda la familia metida en un seiscientos tras 15 días de vacaciones en la costa, se terminan las vacaciones. Al día siguiente se trabaja y no pasa nada.
-Año 2007: Después de volver de Cancún, en un viaje todo pagado. Se terminan las vacaciones y la gente sufre trastornos del sueño, depresión y seborrea.

dijous, 20 de novembre de 2008

Vivir de Cubos de Basura

Una poesía de Charles Bukowski, genio literario y gran bebedor, no se por cual de las dos virtudes me decanto, probablemente por las dos, unas cervezas acompañando un gran libro o una buena conversación.

Vivir de cubos de basura

El viento sopla fuerte esta noche
Y es viento frío
Y pienso en los chicos
De la calle.
Espero que algunos tengan
Una botella de tinto.

Cuando estás en la calle
Es cuando te das cuenta de que
Todo
Tiene dueño
Y de que hay cerrojos en
Todo.
Así es como funciona la democracia:
Coges lo que puedes,
Intentas conservarlo
Y añadir algo
Si es posible.

Así es también como funciona
La dictadura
Sólo que una esclaviza
Y la otra destruye a sus
Desheredados.

Nosotros simplemente nos olvidamos
De los nuestros.

En cualquier caso
Es un viento
Fuerte
Y frío.

dimecres, 19 de novembre de 2008

La vida y el sexo

La segunda gran verdad, la primera es que la ley de la gravedad es cierta.

Los hombres somos simples.

Sí, los hombres somos muy simples.


El regalo adecuado en el momento justo.


El hombre perfecto existe, pero siempre que lo encuentras está casado o es gai.
Así es la vida.





Siempre van un paso por delante.




dissabte, 15 de novembre de 2008

Frases del Mundo del Rugby (y 3)

-Después de la sorpresa de Francia contra los All black de la 1 Copa del Mundo 1999: "Los franceses son predeciblemente impredecibles” Andrew Mehrtens, jugador NZ.

-”No se de nadie que no tenga un plan B cuando las cosas van mal, lo que nos parecía es que no teníamos un Plan A. " Geoff Cooke, entrenador ingles (1995), Después de que Inglaterra había sido humillada por Nueva Zelanda en la Copa Mundial.

-Por Jonah Lomu: "Yo he visto un montón de personas como él, ¡pero no jugando en el ala!". Colin Meads, ex jugador All Black (1995)

-Curioso piropo: Para Jonah Lomu: "No hay duda acerca de ello, él es un gran bastardo". Gavin Hastings (1995)

-"Soy todavía un jugador amateur, por supuesto, pero me he convertido en el primer millonario del rugby hace cinco años." David Campese (1991)

-Rugby femenino: “En los equipos de rugby femenino, todo el mundo piensa que deberían tener bigotes y ser peludas, pero, de hecho, podrían aparecer todas en la portada de Vogue ". Helen Kirk (1987)

-País de Gales fue a jugar a Lansdowne Road, en Dublin: "Yo no sabía lo que estaba pasando al principio con el viento. Las banderas fueron apuntando en direcciones diferentes y pensé que los irlandeses las había almidonado sólo para engañarnos ". Mike Watkins (1984)

-País de Gales tras perder 28-9 contra Australia: "No hay liderazgo, no hay ideas. Ni siquiera la imaginación suficiente para golpear a alguien en el fuera de juego cuando el arbitro no te ve." J.P.R. Williams (1984)

-La arenga más famosa de la historia del rugby, un Gales-Inglaterra: "Mirad lo que estos bastardos le han hecho a Gales. Se han llevado nuestro carbón, nuestra agua, nuestro acero. Compran nuestras casas y sólo las usan una quincena al año. ¿Y qué nos han dado ellos? Absolutamente nada. Hemos sido explotados, violados, sometidos y castigados por los ingleses... Caballeros, contra esos tipos jugamos esta tarde". Phil Bennett, medio de melé y capitán de Gales (1977)

-"Hemos perdido siete de los últimos ocho partidos. El único equipo que hemos ganado fue Samoa Occidental. Una lastima no jugar en todas las Samoas."Gareth Davies (1989)"

-Recuerde que el rugby es un juego de equipo, y a todos los 14 asegúrense de pasar el balón a Jonah (Lomu)." FAX a los All Blacks antes de la Copa Mundial de 1995 semi-final.“

-"Jugué diez años sin perjuicio de edades comprendidas entre los 12 y 22. Entonces, de repente, parecía que yo era alérgico al siglo XX. "Ex medio scrum Inglaterra Nigel Melville, que pasó la mayor parte de la década de 1980 lesionado.

-“No me pregunten acerca de las emociones en el vestuario galés. Soy alguien que llora cuando suena la melodía de "La Casita de la Pradera '”(serie de TV lacrimógena)" ex segunda galés Bob Norster recordando la especial atmósfera de los Dragones.

-“Esta claro que la relación entre el galés y el Inglés se basa en la confianza y la comprensión. Ellos no confían en nosotros y nosotros no les comprendemos. "Ex presidente de la RFU Dudley Wood sobre las relaciones anglo-galés.

-“Si no puede dar o recibir un puñetazo en algún momento, usted debería jugar tenis de mesa.” Ex capitán y entrenador francés Pierre Berbizier.

-"Un jugador de los nuestros ha sido declarado culpable de morder. Esa es una herida que nunca sanará". entrenador del Bath Andy Robinson después de que su jugador Kevin Yates fuera suspendido por morder en una oreja a un flanker contrario.

dijous, 13 de novembre de 2008

Obama, un català més

Avui el meu pacient està de bon humor. A guanyat l’Obama, es veu que això serà molt bo per tothom, ens continuarem aixecant a les set del matí, cada mes anirem pagant la nostra hipoteca o les lletres del cotxe, continuaran les caravanes quilomètriques i infinites per entrar a Barcelona, cues a la Seguretat Social –S.S ¿a que recorden aquestes sigles?-, els rics seran rics, els pobres continuaran sent pobres i la classe mitja estarà com sempre pagant la barra lliure del Estat. Tot ha de canviar perquè continuí igual.

Si que canviaran les coses amb l’Obama, ara farà més cas als espanyols, si, ja l’imagino en el seu gran despatx, pensant en que fer per la gent de la península ibèrica, no deu tenir cap altre cosa al cap que ser bon amic del nostre Zapatero, o pensant el discurs que farà quan visiti l’ambaixada catalana a Nova York. Bé, que la nostra vida ja no serà el mateix, tot anirà bé, el món està canviant però jo no me’n adono, perquè la meva vida diària continua com sempre, sense canvis, tot igual, però als Estats Units hi ha un president negre, molt bé, i què?

El meu pacient hem diu que els americans ja no son racistes, ni haurà molts que no però alguns que si, com aquí. Es que abans eren esclaus, a la Cuba espanyola també hi havia esclaus negres. Com jo no he entès mai el racisme tinc un problema per entendre tot això, tots som persones, sense importar el color de la pell, com tampoc ens importa el color dels ulls –els de color blau al dalt i els de color verd baix-, o la mesura de les orelles. La mania de les civilització en classificar a les persones: dreta o esquerra, Barça o Madrid, Reus o Tarragona, fumar si o no, bous si o no... Tot classificacions estúpides. Un paio del Barça i d’esquerres potser molt més cabró que un del Madrid i de dretes, perquè ser una bona o mala persona no està relacionat amb les teves manies personals i menys amb el color de la pell. Collons, que tots estem aquí junts i anem a portar-nos bé els uns amb els altres, que així xalarem més i segur que cardem més –en el bon sentit de l’expressió-.

Dedicat a la Mapi.

dimarts, 11 de novembre de 2008

Fotos de la vida diaria






La mujer podría escribir lo mismo, ambos deberían buscarse otros compañeros de viaje.



Las matemáticas ahorran muchos problemas en la vida y evitan que quedes como un gilipollas.





Típico cartel bienintencionado que queda como el trasero.
La asignatura de Lenguaje también ayuda a que no parezcas tonto.




"Ójala mi mujer fuera así de guarra", puede leerse en el culo del coche alemán. Un tío gracioso que irá de vacaciones con el del primer cartel.




"Cuidado con el Perro. Es muy Sarcástico"
Humor inteligente.



Curiosidades de las carreteras españolas.










Montado por los Mosso d'Escuadra, fijo.




divendres, 7 de novembre de 2008

Premio Planeta 2008

Os dejo la crítica que se publicó en La Vanguardia del último Premio Planeta, para abrirse las venas, según el crítico. Por veinte euros y cincuenta céntimos, puedes comprar tres clásicos de bolsillo -a seis euros cada uno-, y te sobrán dos euros y medio para un par de cafés o un paquete de tabaco, que aunque uno no fume parece que comprar cigarrillos es un acto de rebeldia contra lo políticamente correcto, y joder por joder no es tontería, almenos jodes.

Fernando Savater La Hermandad de la Buena Suerte, PLANETA, 288 PÁGINAS 20,50 EUROS, PREMIO PLANETA 2008 .

J. A. MASOLIVER RÓDENAS - Ignoro cuáles son las leyes del mercado, pero salta a la vista que los libros más vendidos son siempre los más accesibles a lectores que confunden lectura con literatura. Libros que se limitan a contar historias, cuanto más alejadas de la realidad mejor, sin afán ninguno de renovación, es decir, convencionales y complacidas. Si el personaje es polémico, valor añadido. Fernando Savater (San Sebastián, 1947), filósofo con una enorme capacidad de comunicación (lo que explica éxitos de ventas como el de su libro más conocido, Ética para Amador),escritor prolífico con más de setenta títulos a cuestas, independiente, radical en sus ideas libertarias primero y en las liberales de ahora, miembro fundador de Unión, Progreso y Democracia e impulsor del Manifiesto por la lengua común,es, pues, un personaje mediático a la medida de un premio.

No soy tan torpe como para dejarme afectar negativamente, a la hora de juzgar un libro, por una forma de ver el mundo tan opuesta a la mía. Además, valoro en Savater su independencia, su inteligencia, su agudeza y su falta de arrogancia intelectual. Me permito poner en duda, en cambio, los méritos literarios de la novela que le ha valido el premio Planeta 2008, La Hermandad de la Buena Suerte,lo que no quiere decir que no merezca ser la ganadora. Para empezar, no es la novela detectivesca que se nos ha hecho ver, sino una simple novela de aventuras en torno al mundo de la hípica. El argumento es bien simple: el caballo Espíritu Gentil,ganador, entre otros, del Gran Critérium de Longchamp, el Deshurst de Newmarket o el Derby de Epsom, sólo consiguió quedar tercero en la Gran Copa, ya que no lo pudo montar el magnífico jinete Pat Kinane. Su propietario, don José Carvajal, el Dueño,en su empeño por vengarse de su rival Ahmed Basilikos, el Sultán,trata de localizar en vano a Kinane, que ha desaparecido misteriosamente, ya que con él la victoria estaría asegurada.

Para averiguar su paradero acude al servicio de Samuel Parvi, el Príncipe (hijo del asesinado mercenario de gama alta Israel Parvi, el mítico el Rey),a quien acompañan Alan Circus, el Profesor,Karl Zauf, el Doctor,y Fidel Infante, el Comandante.A la narración en tercera persona se intercalan capítulos en la voz del Profesor,aventurero y mercenario, "peripuesto y retórico" admirador de Franciscus van den Borken, con una "permanente disponibilidad para el llanto", que se dirige, en forma de diario, a su fallecida esposa Lucía. El Doctor se confiesa, por el contrario, "un hombre de formación científica", un racionalista interesado por la ciencia. El Comandante,sucesivamente guerrillero y paramilitar, se ha puesto al servicio del Príncipe "por la promesa que le hizo a su padre de velar siempre por él" (promesa que será decisiva a la hora de resolver el amable final de la novela), y a sus dotes de mando une la supuesta sagacidad del detective: es él quien deducirá que Kinane ha sido raptado y el que les conducirá a la isla Leonera, donde lo ha secuestrado el Sultán.

Pero antes de llegar a la isla del feliz desenlace se suceden una serie de aventuras, muchas de ellas divertidas digresiones fuera de lugar, otras descabelladas, sin la mínima intención de resultar verosímiles. Pese a que nos movemos en el mundo de la hípica, un mundo que Savater conoce como pocos, y pese a que hay una gran tradición de literatura y cine en torno al tema, en general los comentarios son banales y dicen muy poco al lector. La vasta producción del autor nos obliga a creer que conoce su oficio y lo que aquí se ha propuesto. Pero lo que se ha propuesto es muy poco, con menos inventiva que el Savater ensayista, y con una sensación de improvisación y una considerable dosis de recursos fáciles. Empezando por los nombres, entre ellos el de una Susana Lust muy poco lusty o lujuriosa, o la isla Leonera, con sus obligados leones, por no hablar de los apodos. Sólo en el nombre del caballo, Espíritu Gentil,hay cierta sutileza: porque es la cantante Siempreviva quien lo ha descubierto (por lo que no se inspira en la tradición renacentista sino en la conocida ópera de Donizetti Elisir d´amore)y porque en realidad se trata de un purasangre arisco, violento y difícil de montar.

La novela es sin duda amena pero no está dirigida, remedando la clásica sección de La Codorniz,"al lector más audaz e inteligente". Las aventuras rozan la puerilidad y, desde luego, la hilaridad (la conversación entre el Doctor y Narciso Bello). Y lo peor es que el absurdo va in crescendo,como si el escritor necesitase terminar la novela y no encontrase el final adecuado (por más que el primer capítulo anuncie ya el último: los ordenadores son responsables de la circularidad de tantas novelas). Crónica de un crescendo anunciado: la presencia del ratero Pinzas, la totalmente absurda del terrorista Abdulá, la isla poblada de leones y el mismo desenlace. El Fernando Savater pensador y polemista (aquí sólo tímidamente visible en sus reflexiones sobre la necesidad y el azar) nos estimula infinitamente más.