dijous, 11 de juny de 2009

Queridos animalitos

Prometo no quejarme de mi trabajo, veo que en el mundo hay curres que están mucho peor, "pero almenos tiene trabajo", diría mi abuela.



Prometo comprarle un gatito a mi niña, no sea que me traiga esta mascota y la "liemos parda."

El gato promete no volver a ser tan capullo ni tan chulillo, pero él sabe que cuando todas se larguen volverá a ser como siempre, "soy un gato", no puedo cambiar.


Quien tenga más huevos que este señor que me mande un mail, para publicar su foto





Publica un comentari a l'entrada