dimarts, 28 de setembre de 2010

Filosofía y Capitalismo

Os dejo un interesante artículo que leí en el Revista de Observaciones Filosóficas, firmado por Laura Suárez. Nos habla de la relación entre lo que ahora encontramos placentero, los bienes materiales, y como la sociedad de consumo nos conduce a ser felices comprando y consumiendo. El título puede parecer "duro", pero el artículo está realmente muy bien y muy ilustrativo para entender mejor nuestro tiempo.

Apuntes para una desublimación del deseo en el Discurso Capitalista: de lo semiótico a lo socio-político
Lic. Laura Suárez - Universidad Complutense de Madrid

Resumen
El presente artículo tiene por objeto desentrañar los efectos que la maquinaria axiomática del capitalismo en su estado actual arroja sobre el deseo y el lazo social. Reconociendo ya con Platón y Aristóteles la imbricación del deseo y del campo social-político, se mostrará cómo el vaciamiento de lo político (y de su componente ética) y su consiguiente llenado tecnológico-publicitario, ha impulsado una re-tematización del deseo (y de las formas de placer) así como del vínculo social a partir de la falta de objeto (y el carácter metonímico de este último) que determina ontológicamente a ambos. Esto conducirá a la toma en consideración del "rasgo vincular" propio del hombre y a su dependencia original de un "otro" que le "haga ser" diciéndolo, lo cual hace del lenguaje (vector de sentido) y del deseo ( vector de satisfacción), así como del texto inconsciente que los atraviesa, los ejes estructurales de toda subjetividad. A partir de aquí, se apuntará cómo ese Otro ocupado por el Capital modifica, de acuerdo con su axiomática-conjugadora, la dialéctica ley-deseo subyacente a toda subjetividad (individual o colectiva), mediante la actualización de un leguaje orwelliano que impone un goce monosémico y libera toda contradicción inherente al sistema mediante la oferta reiterada de objetos de satisfacción que "calman" provisionalmente las afecciones/infecciones del deseo. Así, y como punto de articulación de nuestro planteamiento, se remarcará cómo la vigencia del mecanismo de desublimación represiva señalado por Marcuse, las determinaciones maquínico-semióticas de las formaciones de poder desveladas por Deleuze-Guattari y la inexistencia de una disposición colectiva de enunciación (ante la potencialidad de fisión del significante) esbozada por Lacan, resultan esenciales en la comprensión de la subjetividad epocal así como en la consideración, resaltada por los tres autores, de una sóla y única economía que implica y conjuga su flujo/vertiente libidinal con su flujo/vertiente político.

Para leer todo el artículo pinche AQUÍ


Publica un comentari a l'entrada