dissabte, 25 de febrer de 2012

Los tiempos cambian, las inquietudes permanecen.


Cuando yo tenía tu edad, tenía que hacer una excursión de diez millas atravesando hielo y nieve para llegar a una tienda con pornografía para ver imágenes sucias.

Publica un comentari a l'entrada