dimarts, 17 de febrer de 2009

Como hemos cambiado.



Hoy cumplo 38 años, he mirado esta foto y me he fijado en el niño antes que en esas piernas y en la minúscula falda que realiza esfuerzos imposibles para cubrirlas. Hace unos años ni hubiera visto al pequeñajo de la bolsa, pero ahora todo está cambiando. No se si estoy madurando o perdiendo reflejos, mis amigos dirán que estoy gilipollas, los miraré, sonreiré y tomaré otro trago de ese bourbon que ya no es de garrafón.
Publica un comentari a l'entrada