dijous, 10 de novembre de 2011

Carta de un trabajador de Wall Street a los Indignados

Cada historia tiene dos versiones y cien canciones. Proverbio irlandés.
Esta es una carta escrita por un trabajador de Wall Street, os dejo la original en este enlace de "The Financial Times".

Somos Wall Street. Nuestro trabajo es hacer dinero. Si se trata de una mercancía, acción, bono o hipotético trozo falso de papel no importa. Comerciaríamos con cromos de baseball si fuera rentable. No he oído que América se quejara cuando el mercado estaba rugiendo a 14.000 y los planes de pensiones (401k) de todo el mundo se duplicaban cada tres años. Al igual que el juego, no es un problema hasta que pierdes. Nunca he oído de nadie ir a ludópatas anónimos porque ganaron mucho en Las Vegas.
Bien ahora que el mercado ha caído e incluso aunque ha vuelto de algún modo el gobierno y el Joe medio están buscando todavía un chivo expiatorio. Dios sabe que hay uno para todo. Bueno, aquí estamos.
Seguid adelante y continuad llevándonos hacia abajo, pero lo único es que os vais a hacer daño. ¿Qué va pasar cuando no podamos encontrar trabajos en Wall Street otra vez? Adivínalo: vamos a tomar los vuestros. Nos levantamos a las 5am y trabajamos hasta las 10pm o más tarde. Estamos acostumbrados a no ir al baño cuando tenemos una posición. No nos tomamos una hora o más para comer. No pedimos un sindicato. No nos jubilamos a los 50 con una pensión. Comemos lo que matamos, y cuando lo único que quede en para comer esté en vuestros platos, lo comeremos.
Durante años profesores y otros trabajadores sindicalizados nos han engañado. Estábamos demasiado ocupados para darnos cuenta. ¿De verdad crees que somos incapaces de enseñar a niños de tercero y hacer jardinería? Vamos a tomar vuestros cómodos trabajos de funcionarios y cuatro meses de vacaciones al año y quejarnos justo como vosotros de que estás taaaaaan mal pagados por construir la juventud de América. Decid adiós a vuestras horas extra y trabajad dos veces y media más. Haré de recogepelotas para el equipo de baseball del instituto por 5.000$ extra cada verano, muchas gracias. Así que ahora que voy a ganar 85.000$ al año sin incrementos, Joe Medio va tener su venganza ¿verdad? ¡Error! Adivina: vamos a dejar de comprar el nuevo coche de 80.000$, vamos a dejar de dar propinas del 35% en nuestras cenas de negocios. No más recorridos gratis a sobre nuestras espaldas. Vamos a hacer nuestra jardinería lavar nuestros coches con una manguera en la entrada de nuestros garajes. Nuestro dinero era vuestro dinero. Lo gastásteis. Cuando nuestro dinero se acaba, el vuestro también.
La diferencia es, vosotros vivías de él, nosotros lo disfrutábamos. La Administración Obama y el Comité Demócrata Nacional pueden conseguir su camino y quitarnos de lo alto de la pirámide, pero les va a doler como el infierno cuando nuestros gordos c***s aterricen directamente en la clase media americana y los golpeemos al fondo.
No somos dinosaurios. Somos más listos y crueles que eso, y vamos a sobrevivir. La pregunta es, ahora que Obama y su administración están haciendo a Joe Medio nuestro suministro de alimento, ¿lo hará él? ¿Y lo harán ellos?



Publica un comentari a l'entrada